domingo, 8 de septiembre de 2019

Sin propósito de enmienda: De política ni hablar



Sábado, 31 de agosto
ELOGIO DE LA NATURALEZA

Paso la tarde en Traslaviesca, una finca cercana a El Condado, en Laviana. Me hago amigo del gato, Pin, de los perros y hasta de las gallinas. Recojo directamente del árbol la fruta que me apetece; aprendo el nombre de plantas y flores que no había visto antes; me siento en la veranda a contemplar el cerco de montañas, las nubes que pasan, y a charlar de amores y desamores sin prisa ninguna, como un personaje de Somerset Maugham, con un vaso en la mano. Seguro que Adán no se encontraba más a gusto en el paraíso.
            Pero cae la noche, se escucha amenazante el silencio, comienza a llover. Y se me ocurre pensar que a la perfección de esta tarde le falta el toque final: subirse al coche y regresar de inmediato a Oviedo.
            Y es que yo, como todo el mundo, soy amante de la naturaleza, pero también, como todo el mundo, no la soporto demasiado tiempo. Esforzándome, un fin de semana. Si me dejan elegir, dos o tres horas, como esta maravillosa tarde de sábado que me ha regalado mi amiga Catarina.


Domingo, 1 de septiembre
FILOSOFÍA DE CALENDARIO

¿Cuánto dura la gratitud hacia alguien? Lo que dura la esperanza de seguir recibiendo favores de esa persona.


Lunes, 2 de septiembre
SINCERARSE, QUÉ PELIGRO

Aunque parezca lo contrario, soy muy consciente de los riesgos de la sinceridad y suelo manejarla con cautela.
            Mis amigos y mis lectores, que no acostumbran a coincidir, están hartos de oír cómo me vanaglorio de mi inteligencia. De una manera o de otra, siempre estoy dando a entender que me considero  más listo que nadie.
            ¿Pero de verdad me considero así? Dime de qué presumes y te diré de qué careces, afirma la sabiduría popular.
            Lo único que queda claro, cuando yo hablo continuamente de inteligencia, es qué cualidad más valoro.
            Si se nos ofrece la posibilidad de apretar un botón verde (y entonces automáticamente se ingresa en mi cuenta bancaria un millón de euros) o de apretar uno amarillo (y entonces se multiplicaría por dos mi inteligencia) en un experimento mental o en una prueba de cuento de hadas, no hay duda de qué botón apretaría la mayoría de la gente. Tampoco de cuál apretaría yo: el amarillo.
            Algo que, dicho sea de paso, carece de mérito: por azares de la vida, y cierto ascetismo de carácter, hace tiempo que, aunque necesite muchas cosas, ninguna de ellas se puede comprar con dinero.
            ¿Significa eso que no me considero inteligente? Por supuesto que no. Destaco, pero en una liga que no es en la que me gustaría jugar.
            Ya se sabe que todo es relativo, como dijo Pero Grullo, que no Einstein, y por eso un elefante pequeño es un animal grande y un insecto grande es un animal pequeño. No sé nada de fútbol, pero seguro que en el Avilés y en el Sporting hay buenos jugadores, pero que solo lo son si se comparan con la media de la tercera o la segunda división, no con Messi.
            Yo siempre aspiré a la primera división, y ahí estoy por debajo de la media. Me fastidia, pero me aguanto, qué le vamos a hacer, y no se lo digo a nadie.
            Consciente de mis limitaciones, ni un día dejo de entrenar. Y de vez en cuando me doy la satisfacción de adelantar a algún jugador de primera en decadencia.
            Dar ejemplos resultaría poco delicado. Pero me voy a atrever a darlo: cuando tenían treinta años, Pere Gimferrer o Félix de Azúa jugaban en primera (uno como poeta y ensayista, el otro solo como ensayista), hoy los dos juegan en tercera regional, aunque los medios les aplaudan más que entonces. Y en el caso de Félix de Azúa no me refiero solo, ni principalmente, a sus insultantes columnas de hoolligan españolista, sino a cualquier reflexión suya presuntamente intelectual. El tiempo le ha convertido en una caricatura de sí mismo, como a Savater, de quien solo ha conservado la elegante caligrafía: se podrá mejorar su sindéresis, nunca su sintaxis.
            Yo creo que el tiempo todavía juega a mi favor y quizá algún día merezca figurar en primera. De momento, me dedico a presumir de aquello de lo que carezco (no del todo, por supuesto).


Martes, 3 de septiembre
EN LA TRAMPA

–-Nunca te leo cuando hablas de política, Martín. Sé de sobra lo que vas a decir. Todo lo que hace Pedro Sánchez te parece bien, todo lo que hacen Casado, Rivera o Iglesias te parece mal.
            ––Todo, todo, no. Me pareció muy mal que Sánchez terminara ofreciéndoles entrar en el gobierno a los de Unidas Podemos. Afortunadamente, a estos les pareció poco. De buena nos libramos.
            ––Me temo que tú, como los de Casado, desde el principio preferiste nuevas elecciones. ¿Las habrá?
            ––El dilema lo tiene Unidas Podemos. O aceptan una oferta más “humillante” que la anterior (ya no solo no será ministro-comisario político Iglesias sino ni siquiera su señora y allegados) o vamos a elecciones, que en mi opinión es lo mejor. Que los electores le den a cada uno su merecido.
            ––¿Y no temes que la gente se quede en casa cansada de tanto ir a votar?
            ––Esa es una tontería que, de tanto repetida, algunos confunden con la verdad. El problema de la repetición de las elecciones es que, debido a los trámites legales, se prolonga en exceso la situación de interinidad. Si se pudieran celebrar el treinta de septiembre, no habría ningún problema. Y el dinero que se gasta en consultar a los electores es el mejor gastado en una democracia. Yo voté por primera vez a los veintiocho años. Recuerdo bien la alegría con que lo hice. Algo de esa emoción conservo cada vez que voy a votar. Nunca me he perdido ni me perdería una elección. ¿Un engorro ir a votar? Me levanto el domingo a la hora de costumbre, escrito un rato como siempre y luego, antes de darme una vuelta por el Fontán, me paso por el centro de votación. No tardo ni un cuarto de hora. El que se queja de la pesadez de ir a votar una vez más merecería que lo desterraran a Corea del Norte.
            ––No todo el mundo piensa como tú.
            ––Piensan como yo más de lo que parece. Ser alumno aventajado de Pero Grullo es lo que tiene. Mira lo que pasó cuando defenestraron a Pedro Sánchez por no querer apoyar a Rajoy. Si leíamos los periódicos, parecía que yo era el único que pensaba que eso era una estupidez. Luego hubo primarias y resultó que quien estaba desconectado de la militancia socialista era Felipe González, no yo. ¿Cansados los españoles de elecciones? Ponles, tras la votación del diez del noviembre, un referéndum, aunque sea el día de Navidad, para que decidan si quieren Monarquía o República y ya verás cómo la abstención se reduce a cero.



Miércoles, 4 de septiembre
FAKE NEWS

Soy experto en detectar “fake news” y leyendas urbanas. Por eso estoy en condiciones de asegurar que la noticia que circula por las redes sobre el cambio de nombre solicitado por una formación política para presentarse a las elecciones del diez de noviembre es rigurosamente falsa.
            En las próximas elecciones, Unidas Podemos volverá a presentarse con ese nombre y no con el de Humillados (o Humilladas) Podemos.


Jueves, 5 de septiembre
ANÓNIMOS CON NOMBRE Y APELLIDOS

Leo los libros seleccionados para un concurso de poesía. Una labor especialmente ingrata. Nunca leo entero un libro que no me interesa. Picoteo acá y allá y si no pasa la prueba lo dejo a un lado. Soy un lector impaciente. Pero si he de juzgar me siento obligado a leerlo de la primera a la última línea, o sea, a hacer lo que más detesto, a leer por obligación. Menos mal que esto de ser jurado no me suele ocurrir más de una vez al año.
            Los originales se presentan anónimos, pero siempre hay quien no parece resignarse a ello. Uno de los concursantes –a quien conozco personalmente, como probablemente el resto del jurado– no dice su nombre, pero da tantos detalles de su vida y obra que es como “blanco y en botella”; el otro, lo dice.
            Los libros se juzgan de otra manera cuando conocemos el nombre del autor. Recuerdo un caso, en este mismo premio, en el que tras abrir la plica y ver a quién le habíamos concedido el galardón, Ángel González dijo (en broma, pero en serio): “Volvamos a votar”.
            Y es que un libro que nos parece muy valioso si lo firma un poeta joven resulta de mucho menos interés si es obra de un veterano, muy resabiado en premios literarios, que sabe lo que suele gustar en cada uno de ellos.


Viernes, 6 de septiembre
DIGO LA VERDAD

Digo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, pero solo cuando estoy seguro de que no voy a ser creído.


66 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con la apreciación de la deriva de Azúa y Savater. Con una salvedad: Savater, en sus columnas en El Pais (desde hace años es lo único que leo de él), nos intenta vender una mercancía tan averiada y reiterativa que hasta la sintaxis se resiente

    ResponderEliminar
  2. Martín, no va a haber elecciones, ambos partidos lo tiene todo pactado y han aprovechado el verano para ofrecer eróticos postureos con el hipócrita objetivo de tranquilizar
    a sus respectivas parroquias. Estoy seguro de que dentro de unos días nos sorprenderán con una finta de salón perfectamente ensayada desde principios de agosto: yo doy un paso adelante y tú te retiras unos segundos, hasta que cambiemos el ritmo.
    Martín, recuerde este pronóstico, uno peina canas y arrugas desde hace muchos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no hago pronósticos, Álvaro Blanes. Solo digo que, entre un gobierno de coalición con Podemos y elecciones, yo creo que lo mejor es que haya elecciones. Por supuesto que hay otras posibilidades para formar gobierno y no es imposible (aunque yo lo veo bastante improbable) que se llegue a una de ellas.
      En otro tipo de suposiciones no entro. Recomendaría un artículo que hoy publica el suplemento XLSemanal. Se titula "La ciencia de la mentira" y habla sobre lo fácil que nos resulta creer cualquier mentira conspiranoica cuando coincide con nuestros prejuicios.

      Eliminar
    2. Simplemente me resisto a que me coloquen sumisamente sobre los carriles. Muchas gracias por replicarme.

      Eliminar
    3. Claro que existen alternativas; la más lúcida -la que anhela Pedro Sánchez- es que prosiga el fregado de faz de Ciudadanos (ya va a marchas forzadas, aunque la cosa está difícil), incluyendo la defenestracion de Rivera. Luego, celebradas las elecciones de noviembre, se hará lo imposible para avenirse a lo relámpago con el partido anaranjado: se les proponen tres ministerios (Garicano a Economía, por favor), y al desprendido Javier Nart (por ejemplo) la vicepresidencia primera (qué menos le iban a ofrecer, si ya lo habían hecho a Trinaranjo, que valía menos, cuando los de él apenas pasaban de los treinta comederos).
      ¿Política ficción? Que va..., es lo que ya propusieron a los zarrapastrosos la otra vez. Pero los muy apátridas no aceptaron. Cachissss...
      PS,- Pasadas las Navidades, con discreción, se adoptará un nuevo logo en el PSOE (demasiadas letras, dicen) y hasta se sondearía al personal, interior y forastero, para saber qué aceptación iba a tener la solicitud de ingreso en la Internacional Liberal.
      Entre los planes del nuevo gobierno no figurará un test de inteligencia a los candidatos a las cátedras universitarias, que seguirá siendo un coladero. Como hasta ahora.

      Eliminar
    4. Qué bobada, don Blas. Y perdón por la obviedad.
      Solo una aclaración: en el anterior pacto de gobierno entre PSOE y Ciudadanos (que no era el partido que es ahora) no se habló para nada de conceder ministerios, solo de un programa conjunto. Aquel Rivera (este ya no) podría dar lecciones a Pablo Iglesias sobre cómo se pacta: primero el programa, luego ya veremos la mejor manera de conformar el gobierno y si se entra en él o no.

      Eliminar
    5. Usted es un frívolo, don Tonterias, capaz de decir sin despeinarse que existía un Rivera "de antes" y que existe otro Rivera de ahora. Lo mismo respecto a Ciudadanos: que antes eran unos liberales-progresistas intachables y ahora los aliados de VOX.
      ¿Se pueden decir más desatinos, más simplezas y tenerse por inteligente?
      El buen Martín reduce este capítulo de la tragicomedia actual, de esta enésima edición del esperpento nacional, de este aguafuerte goyesco que disfrutamos a que los que eran hace unos meses buenos chicos son ahora unos impresentables. Claro que desconocer los orígenes del buen chico que era Rivera (en Cataluña lo conocen bien) es propio de indocumentados, luego aventureros de la opinión.
      Al parecer, poco tienen que ver en todo esto del prietas las filas contra las desmesuradas ambiciones podemitas las maniobras nacionales y transnacionales que se están ejecutando en ciertos despachos inaccesibles (Martin dirá que son paranoias conspiranoicas, sumándose a la escuela de Besteiro).
      Y ya lo creo que habia poltronas apalabradas: se sabe de una vicepresidencia rivereña ( sic). Y, lo que era aún peor, que el maestro Garicano iba a tener barra libre.
      Si tu mollera no da para más, debieras limítate a revolver en tus legajos; harías una modesta contribución a la causa de los docentes decentes. Porque, con tu mutante desparpajo, resultas tan nocivo como puedan serlo tus denostados rivales de las letras. Menos mal que solo influirás en un puñado de feligreses (algunos algo bobalicones, sea dicho sin acritú).
      No puede ser que uno defienda a las víctimas de los atropellos perpetrados contra el pueblo catalán, o contra el amenazado gobierno bolivariano, o que se indigne porque permanezca intacta la "mordaza" y, acto seguido, que se ponga de parte incondicional de quienes son culpables de semejantes agresiones a los derechos humanos.
      Eso es peor que decir bobadas. Además de un comportamiento bastante bobo. Y hasta con ribetes reaccionarios. Sí,sí...

      Eliminar
    6. Qué cosas. Un comentario que no precisa comentarios.

      Eliminar
  3. Rivera sabría muy bien cómo se pacta..., pero tanto él como el apuesto ( pero inane) Sánchez se olvidaban de que los pactos sin números adecuados no salen adelante.
    Algunos torpes sostienen que no se puede imponer a un "presidente" qué tipo de gobierno ha de escoger, sin reparar en que la investidura es previa a todo (hasta que esta no salga adelante no hay presidente que valga) y que, por consiguiente, quienes se saben importantes o necesarios, están legitimados para poner sobre la mesa sus condiciones. No se trataría de imponer nada a un presidente que aún no existe como tal, sino de dejar claro a quien aspire al cargo que su colablración tiene un precio. Y ese precio lo decide el requerido, no El País, ni la SER, ni la UE, menos el buen Martín.

    ResponderEliminar
  4. Cuando el precio es inasumible, quienes deciden finalmente no es El País ni etc, etc., sino los españoles y españolas en edad de emitir su voto. Después del 10 de noviembre, hablamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "inasumible" depende del pundonor torero de quien tiene o no que asumir; de cosas tales como cuánta tela arrima uno ( y la parienta) a casa cada fin de mes; de las expectativas que tenga para cuando cese el chollo de la politica; de qué equipamiento ético-ideológico lleva uno de acompañamiento...
      Martín vive demasiado confortablemente para entender con profundidad de esas cosas. No tiene prisa.
      Pero, coño, ahora caigo en que yo también tengo un buen pasar. Y no transijo.
      PS.- Que conste que en el PSOE hay bastante gente (cualificada) que estaría de acuerdo con la coalición; hubo semanas de animado debate dentro de ese partido. Se ve que Martin es de la facción intransigente: si sabrá él...

      Eliminar
    2. ¿La gente que no tiene "un buen pasar" va a respirar aliviada cuando vea a los de Podemos convertidos (¡por fin!) en ministros, aquello con lo que soñaron desde niños? Qué cosas. De lo que se trata es de pactar y aplicar un programa de izquierdas, no de ser ministros, por mucha ilusión que les haga a algunos antisistema reconvertidos. Y la aplicación de ese pacto se controlaría desde dónde se controla en una democracia: desde el parlamento. ¿No están de acuerdo los de Unidas Podemos con la aplicación que se hace del programa pactado? Pues retiran su apoyo al gobierno y hay nuevas elecciones. Eso es todo, aunque en Mieres haya quien no lo entienda.

      Eliminar
  5. Que quienes firman como Don Blas y F son la misma persona lo descubre su error al escribir la posdata. Incurren en el inglés PS, en lugar de aplicar el ortodoxo castellano P.D.
    Malos asesinos serían, los detendria de inmediato el detective más tonto, a pesar de lo listos y cultos que ellos se creen. A todos los sabihondos les ocurre igual, mientras predican hacen el ridículo.

    ResponderEliminar
  6. En Mieres no sé, pero por acá entendemos todos que, una vez que Pedro Sánchez fuese investido como Presidente (gratis o con contrato firmado), NADIE iba a estar en condiciones de asegurar que no promoviese ciertas leyes antisociales con el inestimable apoyo de...la derecha parlamentaria. Casos precedentes, miles; en el parlamento de España y en el de la UE: montones de casos en los que el PSOE unió su voto al de la derecha más o menos cavernícola (esa reserva del más-menos la hago pensando en la derecha europea, que la nuestra es cavernícola sin remedio). Por tanto no cabe alegar controles quiméricos a un gobierno que iba a estar moderadamente seguro de que la izquierda (fetén) no iría a promover un voto de censura contra él, dado lo que hay en la otra parte.
    En vista de lo que uno ve estas semanas con estupefacta repulsa, preferiría que UP le diese al señor Sánchez un voto de investidura positivo. Pero de firmar compromisos, ni tanto así.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y no podría ocurrir eso que usted teme -qué poco conoce a Casado y Rivera cuando piensa que sostendrían con sus votos un gobierno de Sánchez- aunque los de Unidas Podemos vieran cumplida su ilusión y fueran ministros? Siempre serían minoría en el Consejo de Ministros y por ello podrían decidirse medidas que no contaran con su aprobación. Solo les quedaría entonces la opción de dimitir y convertirse en oposición en el parlamento.
    Desengáñese usted, señor F., eso de que para controlar al gobierno hay que ser ministro es un cuento. Que se lo haya creído una persona tan rigurosamente crítica como don F. es algo que me extraña. Supongo que será por no tener que reconocer que Pablo Iglesias le ha defraudado, como a otros, no sé si muchos o pocos (yo creo que a más de un millón), eso lo veremos en las próximas elecciones, que serán el 10 de noviembre o dentro de un año si se llega a un arreglo, que no podrá ser más que provisional.

    ResponderEliminar
  8. Al perspicaz amigo que acaba de descubrir que don Blas Ardura Iparraguirre-Bode es un sosias de F.
    No me queda más remedio que felicitarle por esa agudeza que demuestra. Supongo que es usted nuevo, novísimo en este blog... Caso contrario opinaría lo contrario: que es un lento de cojón, un despistado que llegó a esa conclusión SOLO en vista de ese PS. Pero si lo adivinaba un tonto, señor mío...

    Al buen Martín.
    Seguiremos otro día, las ocasiones no van a faltar. Ahora no me paro a discutir. Toca escuchar un poco de música... Te recomiendo que me imites.
    Salud y afecto.

    ResponderEliminar
  9. Solo una cosa: ya dije aquí que no me acababa de convencer ese propósito de participar de un gobierno con el PSOE, dándose la notable diferencia de efectivos (votos y, consecuentemente, ministrables); por eso que dice Martín y por otras razones más. En eso no existe discrepancia de criterio.
    Y no me defrauda, Pablo, no: todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  10. PS: "Post scriptum", latín, latín, nada de inglés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y actualmente también inglés, inglés.
      Otra cosa sería escribir toda la perorata en latín.

      Eliminar
  11. Y no le da vergüenza ser Tan persistente y obsesivos como un niño con un juguete?
    Y escriba con ortografía correcta, sin cursilerías.

    ResponderEliminar
  12. Me entristece y me defrauda, a partes iguales, que usted atribuya tan a la ligera a los dirigentes de Unidas Podemos la motivación, o la ilusión, o el deseo de ser ministros. Porque a usted no le consta en absoluto. Es una invención, una atribución completamente gratuita y sin base. O con la única base de que hayan exigido por razones políticas y estratégicas ocupar determinados cargos. Con esa actitud se suma usted al coro de los savateres y los azúas y los trapiellos que llevan denigrando a Podemos desde el mismo instante en que la formación apareció, no sé si por rojos o por "populistas", uno de los adjetivos más chorras y peor definidos de los últimos diez años, usado como simple denuesto, como cuando se le llama a alguien "cabrón" a sabiendas de que su mujer es una Penélope.

    No contento con su fechoría, a renglón seguido califica usted a dichos dirigentes de "antisistema", escalando así las cimas más altas de la estolidez. Oiga, ¿cómo cojones se puede ser a la vez aspirante/suspirante a ministro y antisistema? Cierto que esto de "antisistema" es otra de las sandeces de moda, indefinida y estúpida, porque nada más antisistema que robar o tener una caja B, pero al menos debería haber caído en la cuenta de su garrafal contradicción y de su incoherencia lamentable.
    Efectivamente (ya sabemos qué son y cómo son los españoles) ya quedará Unidas Podemos en la ruina electoral, arrinconadas y olvidadas, y una vez recuperado el bipartidismo "cánovasysagasta", los votantes tendrán tiempo de joderse, lamentarse en su miseria, y tratar de reinventar otro Podemos. O sea, que no se preocupe, no necesita unirse a la palinodia denigratoria. Se lo van a dar resuelto.

    ResponderEliminar
  13. Por lo visto su inglés es mejorable.¿O será su latín?

    ResponderEliminar
  14. Respuesta a Antonio Poveda:
    1/ Desde el principio, antes de negociar ningún acuerdo electoral, Unidas Podemos puso como exigencia que ellos debían estar en el consejo de Ministros y no en cualquier ministerio, sino en los que ellos decidieran. Y la excusa era tan inconsistente --que solo así podían controlar al gobierno-- que me sorprende que alguien se la creyera. A los gobiernos los controla el parlamento y Pedro Sánchez tuvo que convocar elecciones porque le faltaron los votos de los nacionalistas catalanes para aprobar los presupuestos.
    2/ En el origen de Podemos está el 15-M y muchos de sus componentes se definían como "antisistema" y como contrarios al sistema capitalista actual se siguen definiendo parte de los integrantes de Unidas Podemos. Seguro que no soy el único que se extraña (incluso entre los militantes de Podemos) de ese afán por ser ministros de los no hace tanto acampados en la Puerta del Sol.

    ResponderEliminar
  15. Quiero decir: "antes de negociar ningún acuerdo programático".

    ResponderEliminar
  16. Bueno, parece que se acabó lo que se daba. Habrá nuevas elecciones que tal vez aclaren el ambiente. Por mi interés, que Pablo Iglesias no se convierta en árbol caído, que baje pero siga en el Parlamento y reflexione. Y que Pedro Sánchez suba y le pare los pies a los ultramontanos, pero con el respeto que merecen sus españoles votantes. Si Rivera y Vox desaparecen, no lo sentiré. Y los catalanes que digan ellos. Y si pasa lo contrario, pues a ver qué pasa.

    ResponderEliminar
  17. Muy sensatas tus reflexiones, Jesús. Yo estoy muy contento de que, a pesar de la presión de todo el mundo para que no se repitieran elecciones, no se aceptara el chantaje: o vicepresidencia y ministerios o nada, aunque al acuerdo programático incorporéis todo nuestro programa electoral.
    Creo que los españoles nos hemos librado de una buena: un año de guerra interna dentro del gobierno en el que se buscaría acabar con el PSOE y luego elecciones que devolverían el poder a la derecha por largo tiempo.
    Ya veremos qué nos depara el futuro. Yo sé lo que no nos deparará: autocrítica en Unidas Podemos. Pues con su pan se lo coman, que sigan venerando al líder, y que los ciudadanos decidan --decidamos-- el 10 de noviembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Luis, no cante victoria antes de tiempo, el otro día pronostique la escenificación por parte de los novios enfadados de un pacto in extremis antes de que termine el plazo y sigo manteniendo la idea. Lo que estos días de ruptura aparatosa nos sugieren es tan solo el final del segundo acto. Ya sabemos todos como son estas cosas del amor: orgullito aflora de piel y ataques incontrolados
      de soberbia.

      Eliminar
  18. Cierto, Álvaro, no hay que vender la piel del oso antes de cazarla. Ahora bien, si la razón del pacto es que Unidas Podemos acepta un acuerdo de gobierno sin entrar formalmente en el gobierno, a mí me parecería perfecto, preferible a la repetición de elecciones. Pero me temo que el ser ministros se les ha metido en la cabeza y no habrá quien se lo saque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Podemos es codicioso y muy poco responsable, por eso niego que sea capaz de renunciar a cargos y carguetes. Como decía muy bien usted el otro día, quiénes de los cinco millones de votantes que santificaron a los acampados en Sol iban a imaginar que tan solo cuatro años después aquellos héroes de terciopelo sustituirían los ideales por la apetencia de la tarta.

      Eliminar
  19. Puedo entender la irritación de JLGM con Podemos, pero no puedo entender su incauta admiración por Pedro Sánchez. Pedro es un animal, un animal político químicamente puro, y su prioridad absoluta, por no decir única, es su propio YO, su poder indiscutido y no compartido. Hace falta ser un forofo de club futbolero para insistir en las monsergas Psoe, olvidando sus incumplimientos reiterados mil veces en la historia. Pedrito puede prometer a Podemos una lista de 300 o de 500 disposiciones (por qué no mil) que "decididamente va a llevar a cabo" en cuanto logre la mayoría que le permita gobernar. Después, con el mayor descaro, cumplirá las que les convengan, las que les dejen, aquellas para las que le den permiso los poderes reales en la sombra, banqueros, empresarios potentes y demás violencias fácticas. Por no hablar de los propios intereses, económicos y de mando, del propio Psoe. ¿Qué le puede importar mentir una vez más en un país donde la mentira y el fraude político tienen un precio tan bajo?
    Lo primero que haría Sánchez, si fuese decente, es explicar a sus conciudadanos que la "democracia" es un cuento chino y que entidades no democráticas como el FMI, o los otros aludidos, de hecho VETAN las medidas que consideran lesivas para sus intereses. Pero ya lo he dicho: SI FUESE decente. No lo es ni lo puede ser. Es puro Psoe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónima bobada. ¿Habrá alguien que pueda creer esto en serio? Las medidas que tome el PSOE, si llega al gobierno, han de estar refrendadas por el Parlamento, ya que no tiene mayoría. ¿Creerá este buen hombre que el presidente del gobierno en España es un monarca absoluto? El PSOE es un partido que depende de quien sea el equipo que lo gestione. No sería el mismo si se hubiera conseguido lo que algunos querían: que el secretario general fuera Susana Díaz.
      ¿Pero que hago yo aquí explicando esto? Aurten Bai se ha retratado en su comentario. ¿Qué estudios psicológicos habrá realizado para afirmar que la prioridad absoluta de Pedro Sánchez es su propio yo?
      La verdad es que no puedo negar que me fascina la manera de razonar de algunas personas.

      Eliminar
  20. Menos mal que de política ni hablar. Pedro Sánchez no es ningún santo y la política tiene suficientes recovecos para no creer mucho en ella, pero es preferible un gobierno que otro. Y esto que dice Aurten es más o menos lo que dijeron, poniendo al PSOE a caldo potas, cuando no quisieron ministerios flojos. Que ahora acepten ministerios flojos ya está de más. No pueden meter en un gobierno a quien ya no te merece confianza y se ha dejado llevar por las emociones de los cargos, que empezó hace tiempo cuando Pablo quiso ser vicepresidente y no pudo ser. Pedro Sánchez, sea un engreído o lo que sea --todos parecen serlos- es malo para él, supongo, pero hay que juzgarlo por las gestiones que hace. Y no creo que Podemos esté en condiciones de zafarnos de la maquinaria del capitalismo. No son tiempos. Esos tiempo ya pasaron, y no siempre fueron para bien.

    ResponderEliminar
  21. Contesta Martín a Castellano:
    "Creo que los españoles nos hemos librado de una buena: un año de guerra interna dentro del gobierno en el que se buscaría acabar con el PSOE y luego elecciones que devolverían el poder a la derecha por largo tiempo". Es decir: un dislate que alguien medianamente informado no osaría cometer. Porque es sabido que el presidente del Gobierno PUEDE CESAR en cualquier momento a un ministro (o a varios), con solo hacer uso de sus atribuciones, y ahorrarse así ese año de sufrimiento. ¿Qué clase de infierno pronostica JLGM que iba a padecer el mártir Pedro Sánchez, teniendo la solución a sus quebrantos con solo hacer un garabato en un papel? ¿Sería mucho pedir que se dejase mortificar por una semana, un día, media hora? ¿No exigiría mayor arrojo un riesgo tan bajo de padecer?
    Es esta una de las mayores falacias que vienen difundiendo los voceros (y voceras) del PSOE, dentro de un saco de mentiras a cual más obscena e irrisoria: que no podía ser que "hubiese dos gobiernos". Disparate que si se respetara al pueblo que se dice que se quiere representar, no iba a salir a la luz pública.
    Inteligencia, inteligencia..., qué poco te prodigas entre quienes tanto te ambicionan.
    PS.- Supongo que estas basurillas son parte del "relato", subproductos cerebrales de un talentoso mercenario (lo mismo Obiol que Pedro Sánchez) en la sombra; el mismo que contribuye a que nos asqueemos un poco más de vivir entre tanta inmundicia, cada vez mejor retribuida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta ver a F. ejerciendo la función de pensar. Nunca es tarde. O sea que también él se ha dado cuenta de que, pretender que siendo ministros, pueden garantizar los de Unidas Podemos que se apliquen las medidas de izquierda pactadas es una tontería. No es ya que el presidente podría cesarlos y entonces habría que convocar elecciones porque le retirarían su apoyo, cosa que también podrían hacer sin necesidad de ser ministros.
      No hay gobierno en España porque los de Unidad Podemos dijeron, desde el principio, que o ellos entraban en el gobierno o no había nada que hacer. ¿Cómo se llama eso? ¿Imposición? ¿Chantaje? Lo curioso es que --haciendo de tripas corazón y por no retrasar las medidas necesarias que no puede realizar un gobierno en funciones-- se le ofreció esa posibilidad y la rechazaron porque quería más y más.
      La verdad es que si yo fuera de Podemos me moriría de vergüenza. No hay un gobierno de izquierdas en España porque a ciertos partidos de la izquierda "verdadera" (eso dicen ellos) se les antojó ser ministros. O cumplimos nuestro sueño de ser ministros o nada. Qué cosas. No rechazan apoyar un gobierno del PSOE porque no aplica medidas de izquierda (eso pasa a segundo lugar), sino porque no les permite realizar su sueño de ser ministros. Qué cosas. Yo me moriría de vergüenza.

      Eliminar
    2. Vayamos por partes, don Martín; no hay que confundir que uno no haya sido partidario de que la mejor opción de UP fuera pedir la participación en un gobierno presidido por Pedro Sánchez (yo diría que uno de los inconvenientes sería eso mismo: que una persona de las cualidades que este señor ha puesto en evidencia en el transcurso de los últimos meses fuese el jefe del negocio) y otra bien distinta que niegue legitimidad a semejante pretensión.
      Porque de la presencia de UP en el gobierno no solo eran esperables mejoras en la gobernanza del país, sino que otros elementos tales como la mayor visualización social, relevancia y oportunidad de zafarse del ninguneo mediático contaban lo suyo. Y la pedagogía subsiguiente de que CUALQUIER partido podría acceder a los gobiernos de la nación, gustara o no a la patronal de la OCDE (por citar alguna vergonzosa confesión-advertencia de parte vicepresidencial). Hasta salir dando un portazo del gobierno porque se haga imposible eso mismo que pone en claro Martín (y que yo admito como cierto), como es que la mera presencia en aquel no asegura que las medidas propuestas por un ministro fuesen a tener luz verde en el consejo, esa salida dando un portazo, digo, también tendría su rédito y su lectura política: no iba a quedarse todo en un intento fallido, sino en una experiencia que la gente iba a conocer. Y a tomar nota de ella. Porque si algo ha quedado desastrosamente claro en estos últimos tiempos es el grado de simulación, mendacidad y desfachatez de que han sido capaces Sánchez y su equipo de "ministras", entre las que es paradigma el hacer cínico y destructivo de la vicepresidenta Carmen Calvo, mujer que produce un rechazo casi a primera vista, del que no es ajeno una parte de la militancia de su propio partido. Pero eso es anecdótico, la cosa trasciende al fulanismo/fulanisma.
      No aceptar la pretensión de UP como algo natural y proporcionado forma parte de la falta de cultura democrática de parte de esta sociedad. Y aunque parezca extraño, incluso del buen Martín.

      PS.- El sentido común, la prudencia, debieran aconsejar a JLGM que no tenga estas opiniones que acabo de dar como originalidades del mal F. Sabe que muchas personas las comparten -algunas con buen estilo las acaban de defender en este mismo espacio- y que no se pueden despachar como tonterías: tontería suprema es decir que Iglesias y los suyos solo pretenden ocupar poltronas. Y vergüenza me la da ver el comportamiento indigno del PSOE, que ni en los peores tiempos de su ya larga andadura en este Régimen de 78 llegó a indignarme (nos) tanto. El basurero de la Historia no cierra ni los domingos.

      Eliminar
    3. Vaya pataleta. Qué pronto se ha olvidado el bueno de F. de razonar. Pues claro que, si se decide un gobierno de coalición, sería legítimo. Para eso solo hace falta que las dos partes estén de acuerdo en formarlo, que les convenga a ambas: tenemos el ejemplo del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Se juntan PP y Ciudadanos, aunque no se lleven bien, porque en caso contrario el Ayuntamiento y la Comunidad pasarían a la izquierda, que fue la más votada.
      No es este el caso. En España el más votado fue el PSOE y es por lo tanto el encargado de formar gobierno y lo nombrará de acuerdo con lo que crea más conveniente (a los ministros los cesa y los nombra el presidente del Gobierno, no va a nombrar a alguien que de antemano declara que se va dedicar a fiscalizar y torpedear).
      Ser ministro (en eso estamos de acuerdo) no es la mejor manera de hacer que se cumplan unos acuerdos de gobierno: para eso está el Parlamento.
      Pero parece que para Podemos, antes que el bien del país y mejorar la situación de los trabajadores, está el cumplir su ilusión de ser ministros. ¡Qué contentos se iban a poner familiares y amigos!
      F., por supuesto, no va a dar su brazo a torcer, pero sospecho que tampoco le hace mucha gracia (como no le hace ninguna gracia a sus correligionarios de Andalucía) esa obsesión por la poltrona.
      Por conseguirla están incluso --o eso leí-- dispuestos a firmar que renuncian a defender el referéndum catalán y que pasan a abominar de Hugo Chaves.
      No sé, no sé, tengo la impresión de que, si hay nuevas elecciones, F va a ser de los antiguos votantes de Podemos que se pasan a la abstención.

      Eliminar
    4. No habrá tal abstención, buen Martín; mi grado de discrepancia no llega a tanto: es puntual y referida a la conveniencia o no de participar en un gobierno de coalición.
      En esta discusión (plural) hay demasiado prejuicio e interpretación sesgada de los hechos: demasiado énfasis en la presunción de intenciones, unas veces para dar por perversas las del " enemigo", otras creyendo con la fe del carbonero en las bondades de las de los nuestros. Los puntos de vista contrapuestos (me refiero a los partidos políticos y a sus equipos negociadores) han de ser respetables siempre que se defiendan con honestidad veracidad y altruismo. Si se recurre a las trapacerías y al insulto de matón que sabe que el árbitro y hasta los dueños de la cancha están de du parte, se pierde grandeza y se gana en rechazo y desprestigio. Tengo menos confianza en este PSOE de hoy que en el del 2018. Que ya es decir.
      PS.- Ideología, compañero, ideología es lo que nos hace diferentes: las mismas cosas dejan de ser lo mismo a ojos ideológicos distintos.
      Lo dejo, no hay manera.

      Eliminar
  22. Me extraña mucho que nadie hable de la verdadera explicación del comportamiento de Sánchez con Podemos. La verdadera razón por la que nunca Pablo Iglesias entrará en un gobierno español es la Unión Europea y el BCE. A Sánchez, tanto en Bruselas como en París y en Berlín, le han dicho que un partido como Podemos es incompatible con la UE y el euro. Y Sánchez obedece porque sabe que económicamente España está cada día más cerca de un rescate a la griega y que va a necesitar mucho dinero del BCE para no suspender pagos (los déficits españoles se están disparando de manera alarmante - en el primer semestre de este año sólo el del Estado ha aumentado un 27 % con respecto al del año pasado).

    O dicho de otra manera, como una nueva tormenta económica como la del años 2008 o peor está aproximándose peligrosamente, no es el momento de cargar el barco español con enemigos del Sistema cuyo único objetivo es acabar con él.

    ResponderEliminar
  23. Hombre, hablar de la "deriva" de Savater y Azúa puede que sea excesivo. En el caso de Savater no creo que haya ninguna deriva. Iñaki Anasagasti, del PNV, fue compañero escolar de Savater y cuenta cosas muy jugosas en su blog, con las que se entiende mejor al señor Savater. Por ejemplo:

    https://ianasagasti.blogs.com/mi_blog/2018/05/cuando-savater-comprend%C3%ADa-a-eta.html

    Savater descubrió un día que escribiendo y opinando contra el nacionalismo vasco se le abrían las puertas de El País y se le rendían las editoriales. Y la prioridad de Savater por lo visto no es otra que Savater.

    El caso de Azúa seguramente es distinto, porque era un experto en arte y estética, y yo le he leído textos muy juiciosos. Pero ya va teniendo unos años y el deterioro cerebral no perdona a nadie. Esta debe ser la "deriva" de Azúa.

    ResponderEliminar
  24. Luego, Rodrigo, todos los argumentos empleados contra UP resultan ser una broma macabra de gente buenísimamente vista por el Sistema, ¿verdad?
    Y la ética, ¿dónde se la guardarán estos bandidos?

    ResponderEliminar
  25. Qué bobadita, Rodrigo. Y perdona que me repite. Pablo Iglesias lo tiene muy fácil para entrar en el gobierno de España: solo tiene que ganar las elecciones. Que las gane y ya verá que ni la Unión Europea ni el BCE se lo impiden. En las elecciones fue el cuarto partido y perdió un millón de votos. Es el PSOE, el partido más votado, con mucho, el que tiene la posibilidad de formar gobierno y de decidir cómo ha de ser ese gobierno. Los pactos con otros partidos cuyos votos necesita se consiguen aceptando medidas que están en el programa de otros partidos. Así se ha hecho siempre, porque no es la primera vez que un partido no gana las elecciones con mayoría absoluta (el primer Aznar, Zapatero). Claro que se puede hacer de otra manera, pero para ello hace falta que el partido ganador esté de acuerdo. ¿Qué pasaría si el PNV, cuyos votos resultan imprescindibles para la investidura, pusiera como condición tener un ministro del PNV en el gobierno? Pues que habría repetición de elecciones y Pedro Sánchez, por mucho que contara con el apoyo de Unidas Podemos, no podría ser presidente del gobierno. Pero esas cosas no se le ocurren a un partido serio como el PNV, eso solo se le ocurre a un partido que comenzó como antisistema y ahora su mayor ilusión es que sus líderes lleguen a ministros, aunque sea por la puerta de atrás y tras perder las elecciones, ejerciendo su derecho al bloqueo.

    ResponderEliminar
  26. No ceja Martín en exhibir sus carencias y su cojera política, hablando de "gobiernos de izquierda" para referirse al PSOE, esos que se resisten incluso a abolir la reforma laboral del infausto Rajoy, no sea que se irriten los de arriba. Pero JLGM es un crítico literario, no hay motivos para suponerle pericia o "expertise" en política. Su pasión por el PSOE ¿será afinidad, ingenuidad, simpatía personal, amor? Y este buenismo cándido "Que gane las elecciones [Iglesias] y verá que ni la UE ni el BCE se lo impiden [entrar en el gobierno]". Por supuesto que se lo podrían impedir y que seguramente se lo impedirían. Tienen mil y una maneras, siendo la "una" la peor. Esa frasecita es la que le decían en Chile los fariseos a Salvador Allende: "el socialismo es una opción legítima, pero hay que ganar las elecciones". Las ganó, y le aplicaron la "una".
    Ame cuanto quiera, don JLGM, que es muy sano. Pero no desconozca la Historia ni las oquedades y turbiedades de la política. Podría resultarle trágico.

    ResponderEliminar
  27. ¿Carencias, cojera política? Me divierte esa manera de razonar (yo a veces soy también así de bruto). ¿De razonar? Vamos a ver cómo lo hace "Marion Costello".
    1.- "El PSOE se resiste a abolir la reforma laboral del infausto Rajoy". Habría que demostrar primero que es íntegramente negativa; puede tener partes que no es necesario abolir, eso se discute en el parlamento. Y en cualquier caso no puede hacer nada sin contar con los votos de otros partidos: habrá que llegar a acuerdos sobre qué partes abolir.
    2.- ¿Es buenismo decir que para que un partido llegue al poder lo que tiene que hacer es ganar las elecciones? Qué cosas (mi frase favorita al comprobar cómo funciona el cerebro de algunas personas). ¿Y de verdad piensa este señor que, si Unidas Podemos es el partido que gana las elecciones, el ejército, apoyado por la Unión Europea y el BCE, se va a sublevar como en el Chile de Pinochet.
    Madre mía, con qué lectores cuenta uno.

    ResponderEliminar
  28. Es realmente maravilloso, conmovedor, comprobar que existen todavía seres beatíficos como JLGM, que piensan que el mundo, el País la Unión Europea, están regidos por la Justicia, la Equidad, la Democracia, las Consultas electorales y otros caramelitos elaborados para el disfrute de las almas nobles, crédulas y pueriles. Persisten incluso teniendo a la vista lo que ocurre hoy mismo en la civilizadísima Gran Bretaña. Sin duda, tienen ganada la felicidad en este mundo y seguramente en el otro, si por ventura o desventura lo hubiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Renuncio a decir nada. ¿De dónde deducirá este buen hombre que yo pienso eso?

      Eliminar
  29. "Qué bobadita" leer tan mal lo que yo he escrito. Yo no he dicho que la UE prohiba a Podemos llegar al poder. Yo he escrito que recomienda muy encarecidamente a Sánchez no gobernar con él. Y que Sánchez, sabiendo los problemas económicos y financieron que se le avecinan, ha comprendido muy bien el mensaje. Punto.

    Usted responde a preguntas que nadie le ha hecho explicándonos cosas que todos sabemos.

    Y también demuestra una extraña ingenuidad política. Escribe: "Pablo Iglesias lo tiene muy fácil para entrar en el gobierno de España: solo tiene que ganar las elecciones. Que las gane y ya verá que ni la Unión Europea ni el BCE se lo impiden." Ya le ha contestado más abajo Marion (que es, si no me confundo, un nombre de mujer) con el ejemplo de Allende y usted responde: "¿Y de verdad piensa este señor que, si Unidas Podemos es el partido que gana las elecciones, el ejército, apoyado por la Unión Europea y el BCE, se va a sublevar como en el Chile de Pinochet."

    Pero ¿realmente usted cree que para impedir a Podemos, no formar gobierno, sino gobernar, aplicar su programa, la UE y el BCE necesitan que el ejército se subleve? Si el BCE deja mañana de comprar deuda española, España (que emite una deuda anual de más de 200.000 millones de euros para pagar la nueva, los intereses de la vieja y devolver la que debe devolver) quiebra en cuestión de horas.

    Pero Podemos podría también mantenerse en el poder sin problemas. ¿Cómo? Pues pactando con la UE y el BCE, es decir obedeciéndoles, cumpliendo todas sus órdenes, como le ha sucedido a la Grecia gobernada por el Podemos griego. ¿Quién ha bajado los sueldos de los funcionarios y muchas de las pensiones de 30 y 40 % en ese país? Tsipras, el Pablo Iglesias griego. ¿Quién ha aplicado en Grecia las reformas económicas drásticas exigidas por la UE y el BCE? Tsipras, el Pablo Iglesias griego. ¿Quién ha hecho en Grecia todo lo contrario de lo que decía el programa con el que fue elegido? Tsipras, el Pablo Iglesias griego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cosas. Ahora este otro buen hombre se pone a decirnos lo que ocurriría si Podemos gana las elecciones. Mejor esperar a que las ganen.
      Y en cuanto a la primera cuestión... Gobernar con Pedro Sánchez es pactar un programa de gobierno y apoyarlo desde el parlamento. Unidas Podemos puede hacer que de inmediato se aplique en España un programa de izquierdas con buena parte de sus medidas. De lo que se trata no es de eso sino de que quieren ser ministros, pero si eso no es necesario para aplicar su programa, buena parte de su programa, y mejorar la vida de la gente, ¿a qué convertirlo en una condición innegociable? Eso es lo que algún día tendrán que explicar a sus electores.

      Eliminar
  30. "La política es el arte de engañar a la gente". También es verdad que no hay engaños que cien años duren, pero a Pablo Iglesias le ha durado muy pocos. Si se escribe una novela sobre la política actual, Villarejo es la fuente. Aunque en política no hay bondad, el buen político es el que mira más lo intereses comunes que los propios, teniendo en cuenta lo que se puede hacer, y cuánto menos ideología, mejor. Las grandes palabras ya cojean demasiado. Mejor menos grandes palabras. Y
    Aunque en el grueso del razonamiento estoy de acuerdo con Martín, en algunos detalles creo que peca de ingenuo.

    ResponderEliminar
  31. ...y si quebrara en cuestión de horas la puta deuda la iba a pagar Pepito el Chocolatero. No es tan fácil desahuciar a una familia de cincuenta millones de konsumidoren (eso venimos a ser para el Neoreich) como hacerlo con una familia de rumanos piojosos. A veces es más rentable dar moratorias al acreedor que nos debe mucho que carrarle el grifo del oxígeno: perro muerto no paga nunca. Y hasta te deja una cagada.

    ResponderEliminar
  32. A Jesús Castellano (saltémonos al tal Von Pappen, qué lectores tiene uno): Ya me explicará en qué peco de ingenuo. Eso, los que todavía tratan de encontrar alguna justificación al empeño en ser ministros a toda costa.

    ResponderEliminar
  33. En tomar demasiado partido. Como lector tuyo, a veces te veo (o te siento) implicado en afectos hoy que mañana pueden salir rana. Hoy Pedro Sánchez, estoy contigo, es quien puede asegurar el gobierno menos malo posible, pero eso hoy, mañana no sabemos. Y lo de Pablo Iglesias ya es de película cómica. Por lo menos ha inventado. ¿cómo se llama eso?, "coalición reversible". En fin.

    ResponderEliminar
  34. Si no te implicas en algo que puede fallar, no te implicas en nada. Las decisiones políticas se toman en cada momento. Hoy tengo muy claro que a quien voy a votar en las próximas elecciones es a quien voté en las últimas y no le dejaron gobernar porque "la verdadera izquierda" (eso dicen ellos) prefiere los cargos conseguidos mediante el ejercicio del bloqueo--¡ser ministros, eso ni se nos había ocurrido soñarlo cuando acampábamos en la Puerta del Sol!-- al bienestar de los españoles.

    ResponderEliminar
  35. "La verdadera izquierda prefiere los cargos conseguidos mediante el ejercicio de bloqueo al bienestar de los españoles". Ahí es nada. Hace falta cara dura para producir esa sandez. EL BIENESTAR DE LOS ESPAÑOLES, que evidentemente es lo que va a traer el Psoe. Pues a lo mejor no era Cargos frente Bienestar de los españoles, sino Bienestar a través de los cargos. Pero eso ya debe ser abstruso para ciertas mentalidades.

    Este es, por lo visto, el pensamiento crítico. El acrítico... mejor no meneallo.

    ResponderEliminar
  36. Je, je... Qué fácil me lo pone Salva Menéndez. Todo lo que puede hacer a favor de los ciudadanos Unidas Podemos lo puede hacer sin necesidad de ocupar ningún cargo en el gobierno. Les basta pactar un programa progresista de gobierno y controlar su cumplimiento a través del Parlamento (e incluso se le ofrecen otras garantías ocasionales). Si el PSOE no cumpliera, se forzarían nuevas elecciones, que es lo que se hace ahora sin comprobar si se cumple o no y perjudicando (por la prolongación del gobierno en funciones) la aplicación de medidas imprescindibles (como la concesión de fondos a las autonomías).
    ¿No le quedan a Unidas Podemos otros defensores que los que representa Salva Menéndez? Sospecho que no abunda gente en la izquierda capaz de defender el bloqueo de un gobierno progresista solo porque a los que bloquean no se les concede el capricho de ser ministros (una necesidad solo defendible mediante sofismas que no resisten el menor análisis).

    ResponderEliminar
  37. Los que desde sus cargos han debilitado su partido, como ministros, aunque sea en ministerios flojos y reversibles, son los que mejor pueden fortalecer el bienestar de los españoles. Este razonamiento exige larga y profunda meditación.

    ResponderEliminar
  38. Creo que Martín empieza a rozar el ridi. Y no hay derecho: que alguien ( ¿del PSOE?) baje del Ida y le advierta de cómo lo tienen que ver muchos mortales. Me apena.

    ResponderEliminar
  39. Puede ver JLGM, si no lo había visto antes, la escasísima capacidad que tienen muchos de sus lectores (y él mismo, a veces) para aceptar algo tan sencillo como que uno puede discrepar sin que por eso haya de ser necesariamente ni idiota ni sinvergüenza (o "rozar el ridi", como aquí dice el Hombre de las Mil Caras, o ser alguien cuyo solo trato, aunque sea por escrito y en un foro, "contamina y degrada", como me dijeron a mí).
    Cuánto ayatolá hay suelto, Señor, y cuánta incapacidad para aceptar el derecho a pensar diferente. Me temo que no hemos cambiado nada desde el "duelo a garrotazos" de Goya.
    Y lo mejor de todo es que toda esa fila de intolerantes creen ser todo lo contrario, la tolerancia misma; y que fácilmente, si uno trata de desengañarles en eso, le contestarán (todos convencidos) que de eso nada, y que mucho cuidado en empeñarse en sostenerlo, que si uno hace eso es porque..., y aquí, los términos más desagradables que se les puedan ocurrir.
    Triste cosa.

    ResponderEliminar
  40. No, dilecto, Martín no es ningún idiota ni ningún sinvergüenza pero sí que bordea peligrosamente el ridículo redil de las merinas filopesoístas, sector acrítico profundo, Mira que estar por los huesos de gente como Carmen Calvo, Adriana Lastra o Rafael Simancas...
    Por supuesto que está a años luz de compartir los mismos objetivos que el sinuoso Savater o el mercantil Trapiello, pero ello no le otorga mayor razón que la que dan de sí sus inconsistentes opiniones, refractarias, al parecer, a las evidencias más recientes y clarificadoras. Que se le llene la boca con la atribución de "izquierda" a este desnortado y codicioso PSOE, en el que tienen acomodo confortable (están en alza) los mismos que lo acaban de apuñalar por la espalda ( digo a don Pedro), estocadas que hicieron que el propio Martín abominara de aquella horda sureña que tomó Ferraz al grito de " zemo (sic) la mayó autoridá der partío", da cuenta de las tragaderas maratinianas, de su sectarismo irracional.
    Y si JLGM cosecha ciertas respuestas desabridas, chulescas, incluso despectivas, que piense si no se las habrá ganado a pulso con su estilo displicente y casi insultador. Lo que, no obstante no le restaría razón en lo que sostiene (en su postura respecto al esperpento de la investidura), pero se da el caso de que no la tiene. Y soy sincero si digo que me da un poco de aquello al ver cómo se desloma defendiendo posturas que a muchos ( muchísimos y no de los peores) nos parecen insensateces impropias de un personaje tan leído, o por lo menos leedor).

    ResponderEliminar
  41. Vaya por Dios, hacía tiempo que no se dejaba caer por aquí el Único, el Justo, el Mesías don José, para orientar a los confusos mortales que no gozan de su aura, su ecuanimidad, su infinito respeto y su supremacismo lógico y pertinente de Ser Superior.

    Por si no se habían dado cuenta: todos insultan, todos injurian a los que piensan de modo diferente, todos descalifican a los discrepantes, todos desprecian al disidente. Todos, menos don José Mesías. El sólo disiente civilmente, civilizadamente, cabalmente, respetuosamente. Es verdad que a veces deja caer la idea de que alguien es mermado, cretino, corto u oligofrénico, pero eso en él es la excepción que confirma la regla, y lo hace con fines didácticos, pa' que se le entienda mejor. También es verdad que colabora en todo lo que puede (no puede mucho, también es verdad) con los filonazis que mantienen en prisión a honestos y respetables patriotas, por lo cual ha tenido que oír, según refiere, que su trato contamina y degrada. No debe alarmarse por ello, sufrir vejación forma parte del oficio de Mesías. Qué sería del blog, de la blog-esfera, de Internet en general sin la Pureza que encarna este angélico y mesiánico palizas.

    ResponderEliminar
  42. Qué cosas hay que leer. Cómo me río yo con mis comentaristas Blases y Samieles. Cómo me va a molestar que te descalifique esta buena gente. Voy a darles una pequeña estocada dialéctíca: o sea, que el PSOE no es un partido de izquierdas aunque aplique (si le dejan) un programa de izquierdas. Pero si en el gobierno que aplica ese mismo programa (pactado por PSOE y Unidas Podemos) hay ministros de Podemos entonces esa misma política se convierte en de izquierdas.
    Cómo me divierte ver bufar y tratar de descalificar a esta buena gente a la que los suyos han burlado de la peor manera. Ya ser de izquierdas no es hacer una política de izquierdas sino que la hagan ministros de Podemos.
    Eso es lo que significaba asaltar los cielos: ser ministros (y hasta vicepresidente).
    Je, je... Soy un poco cruel. No debería reírme de los humillados y ofendidos por su amado líder.

    ResponderEliminar
  43. Mucho tiene que trabajar Podemos, a destajo, para "humillar y ofender" a sus seguidores tanto y en tantas ocasiones como el PSOE ha humillado, burlado y vilipendiado a sus votantes y víctimas, empezando por "OTAN de entrada NO". O sea, que ríete, que es muy sano, peno no olvides empezar por reirte de ti mismo.

    ResponderEliminar
  44. 1.- Mucho tiene que trabajar Podemos... y mucho tiempo necesita. No olvidemos que un partido lleva más de un siglo actuando en política y el otro no llega, me parece, a media docena de años.
    2.- Nunca me ha parecido la mejor defensa, cuando a uno le acusan de ladrón, decir que otros han robado más. Miguel reconoce implícitamente que Unidas Podemos humilla a sus votantes, pero que otros partidos han humillado más a los suyos. Y tiene toda la razón.
    3.- Reírme de mí mismo es uno de mis deportes favoritos. Siempre me repito aquel aforismo atribuido a Zenón de Elea (pero que en realidad he inventado yo): "No sería tan listo como me creo si no supiera que no soy tan listo como me creo".

    ResponderEliminar
  45. A Martín le pasa algo; está raro y, defendiendo encarnizadamente lo que él cree que son verdades, ha llegado a la ridiculez. Y bien que lo siento, les aseguro que no me regodeo en decirlo.
    Entre otras entelequias dice que el PSOE es un partido "con más de un siglo" de historia..., cuando todo el mundo sabe que ese partido es criatura de un grupo de jóvenes ambiciosos, a quienes Willy Brand y el Departamento de Estado de los USA dieron la mano y el parné para que levantaran un remedo del viejo (y por entonces desactivado) PSOE, que tras el " golpe de los sevillanos" siguió existiendo, con el añadido de " histórico".
    La impunidad con que en los últimos meses del franquismo se desenvolvía el nuevo partido es conocida, sabiéndose de la permisividad consciente de la que gozó de parte de la policía de Carrero Blanco, que llegó a expedir consignas a los efectos. Y toda esta estrategia para interferir, perjudicar, entorpecer el inevitable regreso a la vida política en democracia (?) del Partido Comunista, que era una desasosegante incógnita para los patrocinadores del invento. De la carencia de ideología socialista o socialdemócrata de Felipe González, da cuenta (al menos para los que saben leer entre líneas) la entrevista que que le hizo hace unos años J.J. Millás al lenguaraz y ensoberbecido mayordomo de Carlos Slim, en la que explicaba cómo se había decantado por la opción socialista, que, andando el tiempo, él reconduciría a lo que pasó a llamarse " felipismo". Ahí queda esbozada la andadura de este PSOE que, como algunos periódicos nuevos que se hacen con la cabecera de otro antiguo y prestigiado, "registró" la antigua marca, aunque después ofreciese una mercancía de peor calidad que el original.
    Sería muy largo de exponer todo lo que hubo de impostura en la reedición de un PSOE que ya venía afeitado de las dehesas transpirenaicas.
    Sobre la calidad de partido de izquierda que se le pueda presumir al PSOE. Ni con gobierno de coalición ni sin él va a cambiar una realidad patente ( para Martin se ve que no): ese partido viene aplicando POLÍTICAS DE DERECHAS desde hace demasiado tiempo. Dicen algunos que en la UE ya tienen un documento de los planes del hipotético gobierno de Sánchez, a decir de quienes lo conocen, claramente neoliberal: coherente con lo que está demostrando ese partido, que delira con su ambición de monopolizar la izquierda (!!!) de este país.
    Si UP trata de participar en una coalición con ellos (¿habrá creído alguna vez en esa posibilidad o estará llevando con astucia magistral a los "socialistas" hacia un impúdico striptease, en donde queden al aire sus vergüenzas?) es porque, a día de hoy, no se puede girar hacia políticas progresistas sin contar con la colaboración del PSOE, aun siendo la facción/fracción más a la derecha del problemático acuerdo. Parafraseando a Teodoro Roosvelt, son nuestros " hijos de puta" (con perdón) y no nos queda más remedio que tratar con ellos. Además está la cuestión de la militancia o electorado que se siente socialista y que podría propiciar cierto cambio de rumbo en ese partido. Aunque la droga alucinógena ( y muy adictiva) que les deben de dar en los eventos y excursiones está muy difícil de contrarrestar.
    Martin, tómate unas semanas de vacaciones (más), que te noto muy estresado.
    Y fíjate un poco en la "calité" de quienes dicen darte la razón. Hay ayudas que mejor...
    PS.- Menuda estocada dialéctica que nos acabas de endilgar, buen Martín. Pal arrastre mas dejao.

    ResponderEliminar
  46. Cuánta palabrería, don F. Es posible que algún lector llegue hasta el final. Yo me siento incapaz.
    Y me reitero, aunque duela: Unidas Podemos está dispuesta a ceder en todo salvo en su deseo de conseguir ministerios. Esa al menos es la impresión que dan. Hasta son capaces de rogarle al rey que intervengan en su favor (se conoce que no han leído la Constitución).

    ResponderEliminar
  47. ¿Desde cuándo las verdades se evalúan por el metraje? Se nota que solo te conformas si te adulan.
    Últimamente te veo fatal, don Jose Luis. ¿Se estarán pasando contigo en la droga alucinógena? No te fíes del café de los Macdonalds: el Imperio no descansa ni repara en medios para intentar aborregarnos. Lo de la refundación del PSOE fue el inicio, ahora hay que mantener la grey bien domesticads. Café (con droga) y fútbol sería su estrategia, o una de ellas.
    Prosigo con el Mundial de basket. Por cierto: La Cuatro de tv fichó a don Pedro Sánchez como comentarista de este evento deportivo ( lo tuvieron largando en los prolegómenos cosa buena). Y es que el que vale y además tiene apoyos...

    ResponderEliminar
  48. España, campeona: ¡VIVA ARGENTINA!

    ResponderEliminar