sábado, 10 de octubre de 2020

Después y todavía: La mejor solución

 

Sábado, 3 de octubre
POR QUÉ SOY UN FRACASADO

 De vez en cuando sale el sol, pero en cuanto uno se confía vuelven la lluvia y las frías ráfagas de viento. Paseo por Avilés y a la memoria me vienen los versos de Borges: “la ciudad ahora es como un plano / de mis humillaciones y fracasos”. Habitualmente me acompañan familiares fantasmas, pero hoy han querido dejarme solo. Mientras camino bajo los soportales de Rivero, me entretengo pensando en mi fracaso mayor, ese que nunca le he contado ni le contaré a nadie, ese que más me avergonzaría revelar.

            No es un fracaso amoroso, de esos he tenido muchos y siempre he acabado sacándoles buen partido literario; soy de los que piensan que lo mejor que puede ocurrir en el amor es que acabe pronto, o sea bien. Me paso la vida quejándome de estar solo y nada me aterra más que la posibilidad de dejar de estarlo.

            Tampoco es un fracaso literario. En literatura, no soy precisamente un triunfador, pero estoy muy a gusto con el poco éxito que tengo. No escribo para guardar las cosas en un cajón, sino para que me lean y tengo la suerte de publicar todo lo que escribo. Los lectores no son multitud, ciertamente, pero eso afecta a los derechos de autor, que nunca he tenido en cuenta. Insisto mucho en la gloria póstuma, pero solo es una manera elegante de decir que el mínimo éxito que tengo me basta y sobra, que no echo de menos homenajes ni limosnas institucionales, que el no haber obtenido ningún premio, el no haberse visto obligado por necesidad o vanidad a solicitar ninguno, lo considero el mayor premio.

            ¿Y por qué me considero entonces un fracasado? Suelo aludir a ello en broma, que es como yo suelo decir las cosas serias para decirlas sin decirlas del todo. He repetido más de una vez que no me he dedicado a la política porque el único cargo político que podría ejercer con algunas garantías de éxito, es el de dictador, y para ese puesto hay pocas vacantes. La verdad es que me gusta mandar, pero que nunca he tenido ocasión de darme ese gusto. Admiro a Pedro el Grande, al gran Ataturk, creo que habría sido un buen monarca en la época del despotismo ilustrado.

            Y si no puedo mandar me gustaría influir en los que mandan, que mis opiniones fueran tenidas en cuenta. Si yo le contara estas cosas a algún amigo, a Abelardo Linares, por ejemplo (nunca lo haré), me imagino cómo me tomaría el pelo.

            ----Claro, a ti lo que te gustaría no es ya que Brines o Miguel d’Ors te pidieran siempre consejo antes de publicar, que también, sino que de pronto sonara tu teléfono y un tal Felipe te dijera que tiene un problema con Cataluña, que está preparando un discurso sobre el tema, pero que antes de leerlo en televisión quiere que le digas qué te parece.

            -----Exacto, y yo le habría sugerido tres o cuatro matizaciones y se habría evitado muchos de los problemas que ahora tiene. Y si otro político, de cuyo nombre no quiero acordarme, me llamara para preguntarme si lo está haciendo bien le diría: “No presumas tanto, y por favor no amenaces, no repitas una y otra vez a los sufridos ciudadanos –a los que te han votado y a los que no-- que como no se porten bien no te temblará el pulso a la hora del volver a encerrarlos”.

            Vuelve a salir el sol y yo vuelvo a Oviedo con una sonrisa. Si he podido soportar tan bien los fracasos amorosos y el fracaso literario, ¿cómo no voy a soportar mi fracaso como consejero áulico? Por lo menos he sido capaz de disimular y nadie se ha dado cuenta de que lo que a mí me gustaría es que las decisiones importantes, en Asturias, en España y quizá en el mundo (aunque esto ya sería pasarse un poco), se me consultaran previamente.

Domingo, 4 de octubre
ISLAS DE FELICIDAD
 

“He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer: no he sido feliz”. Lo versos de Borges siguen dándome vueltas en la cabeza. Yo, como todo el mundo, no he sido feliz en muchas ocasiones, pero siempre he tenido buen cuidado de que no fuera por culpa mía. Cada mañana me levanto en el propósito de ser feliz al menos durante media hora. Y raro es el día que no lo consigo. Bien es verdad que a mí, como a la mayoría de los niños, me distrae cualquier cosa. Los domingos, la recuperada costumbre del mercadillo de libros viejos y la lectura del periódico en el café habitual. Cierto que para volver a disfrutar con los periódicos impresos (mi placer matinal durante tantos años) he tenido que volver a aprender a leerlos, recordando cómo lo hacía en tiempos de Franco. Entonces me saltaba aquello que todos tenían en común –editoriales, inauguración de pantanos y cosas así-- para detenerme en lo que no estaba manchado por la ideología. Ahora dejo de lado todo lo que tiene que ver con la diaria dosis de miedina necesaria para tener controlado al rebaño --aunque a veces resulte difícil, parece impregnarlo todo--, y soy feliz, al menos durante media hora, con los lirismos de Xuan Bello y de Manuel Vicent, con la crónica internacional, con el rescate de alguna olvidada pintora o escritora, con el diario capítulo de esa novela interminable que es la historia del mundo.

           

Lunes, 5 de octubre
PEQUEÑAS VANIDADES SIN IMPORTANCIA

El nombre de uno, no creo que sea solo mi caso, siempre parece estar escrito en caracteres luminosos: siempre es lo primero que nos encontramos al hojear un libro o una revista. Claro que todavía brilla más cuando no está citado do  nde creíamos que debería estar. Paso por Cervantes, abro un libro de conversaciones con José Carlos LLop y le escucho hablar de diarios: “En los años ochenta, Senosiáin, Puig y Sánchez-Ostiz dieron el pistoletazo de salida. O al menos los que ya escribíamos diarios decidimos publicarlos tras aparecer los suyos. Y en el 1990 aparece –por este orden, creo-- el mío, el de Trapiello, el de García Martín y el de Juan Manuel Bonet”. ¡Qué memoria la de Llop! Es capaz de recordar incluso en qué mes aparecieron unos libros publicados hace treinta y su subrayar que el suyo, La estación inmóvil, fue el primero. Pero se equivoca: el mío, Días de 1989, apareció precisamente en 1989. No es que se lo reproche. Esas pequeñas vanidades son las que humanizan a un escritor. Antes ha indicado que su novela El informe Stein es mejor que otra novela que también trata de la educación jesuítica: AMDG, de Ramón Pérez de Ayala. Hombre, Llop, esas cosas se piensan, pero no se dicen.

Martes, 6 de octubre
TRUMP Y PALOMITAS
 

----¿Has visto la última canallada de Donald Trump, ese impresentable? Resulta que se contagia de la Covid porque todavía hay justicia divina, y buenas oraciones que se hicieron para ello, y bien que lo celebraba en alguna entrevista otro presidente tuitero, y cuando todos los que nos preocupamos por la salud y estamos hartos de irresponsables que salgan a pasear por el monte sin mascarilla, como si no existieran aerosoles, esa gotículas que expulsamos al respirar y que viajan por el aire y que son capaces de alcanzarte aunque estés en la cumbre el Naranjo de Bulnes, cuanto todos, ya digo, estábamos exultantes, pues resulta que va y se cura y a los dos días ya está trabajando en la Casa Blanca. ¿Es que no se ha dado cuenta que un presidente de Estados Unidos debe, ante todo, dar ejemplo y hacerles comprender a los ciudadanos que más vale morirse con arreglo a las leyes de la medicina que vivir con vilipendio de ellas? ¡Pero qué se va a esperar de ese payaso, como le llamó Biden! Ahora la gente va a pensar que una enfermedad que no notan siquiera la mayoría de los que la padecen, que otros apenas si tienen síntomas leves y que solo es grave e incluso mortal para unos pocos perfectamente identificables por edad o patologías previas, que una enfermedad así no debería haberse tomado como pretexto para parar el mundo. ¡Y todavía habrá quien le vote! Es que hay gente que parece que piensa con los pies, Martín.

            ----Ni siquiera le asusta el nuevo descubrimiento de los aerosoles, esa amenaza invisible que te acecha en cualquier parte, esas gotículas malignas que parece que saben dónde y a quién atacar. Este domingo fui al cine, como de costumbre. Vi Rifkin’ Festival de Woody Allen, Lo pasé bien, entre otras cosas porque el protagonista me recordó mucho a mi amigo Víctor Botas.  Yo fui su confidente de más de uno de sus platónicos amoríos al estilo de los del feo Wallace Shawn por la guapa Elena Anaya. Pero qué triste tener que ver al bueno de Woody Allen, a su edad, teniendo que hacer publicidad turística de San Sebastián para que le financien la película. Pero no quería hablar de eso, sino de los consejos sobre seguridad que proyectan al comienzo. Este domingo había uno nuevo que recordaba a los espectadores que, después de terminar las palomitas, no deben olvidar ponerse la mascarilla. Y yo pensé: qué listos son estos aerosoles con los que nos atemorizan últimamente. Ven a un señor o señora con la boca abierta, masticando y salivando, y dicen a ese no, que está comiendo palomitas. Ven a otro con la boca cerrada, tan tranquilo, atento a la película, separado de los demás, y dicen: “Atención, gotículas, al ataque, que ahí tenemos un insolidario”. Y se apresuran a meterse por su nariz y ojos”.

            ----No te burles, que esto es muy serio.

----Si no me burlo, si esto es muy serio. O bien el riesgo de los aerosoles es un cuento (lo es, salvo en lugares cerrados, con mala ventilación y gente hacinada) o bien las autoridades sanitarias ponen en riesgo la salud de los espectadores por el importe de un cucurucho de palomitas.

Miércoles, 7 de octubre
ENSAYO Y ERROR
 

Me temo que los animales racionales –acabo de comprobarlo una vez más-- no son los mejores animales de compañía.

 

Jueves, 8 de octubre
OTRO RECUENTO
 

Me gusta hacer recuentos. A veces me entretengo contando a la gente que me quiere y otras veces a la que me detesta. Los primeros no son muchos, pero me sorprende comprobar que los segundos son todavía menos: solo ocho. Bueno, seguro que hay más, pero yo no los conozco. De esos ocho, a cinco que yo sepa les he dado motivo para no quererme demasiado bien: no he sido capaz de disimular que no creo que tengan ningún talento como escritor.

            Hoy me ha dado por pensar en la gente que quiero, en la que lamentaría dejar de ver si me largo de España (últimamente lo estoy considerando) y son exactamente treinta y siete. Puede parecer poco, pero no está mal para un solitario como yo.

            ¿Y cuánta gente me alegraría de no volver a ver? Pues no sé, los que me caen mal ya no los veo, o muy de tarde en tarde y de lejos. Es una suerte que para mí el amor no suela convertirse en odio sino en indiferencia o incluso en amistad. De no ser así, con lo enamoradizo que yo soy (y lo poco que me duran los amores eternos) acabaría odiando a media humanidad.

Viernes, 9 de octubre
OBSESIÓN

A veces, la mejor solución para un problema es dejarse de obsesionar con el problema.


61 comentarios:

  1. No escribo para guardar las cosas en un cajón, sino para que le lean
    que no nunca he tenido en cuenta
    creo que [yo] habría sido [si no, parece referirse a Ataturk] o Admiro a Pedro el Grande, al gran Ataturk. Creo que
    estamos hartos de irresponsables que salgan a pasear [salen]
    al respiras
    hacerle comprender a los ciudadanos [o hacerles o hacer]
    una enfermedad que no notan [...] , que otros apenas si tienen síntomas [de la que otros apenas]
    dónde y a quien atacar. [quién]
    TENER que ver al bueno de Woody Allen, a su edad, TENIENDO
    PERO qué triste [...] PERO no quería
    De esos ocho, a cinco que yo sepa les he dado motivo para NO quererme demasiado bien: NO he sido capaz de disimular que NO creo [...] ¿Y cuánta gente me alegraría de NO volver a ver? Pues NO sé, los que me caen mal ya NO los veo, o muy de tarde en tarde y de lejos. Es una suerte que para mí el amor NO suela convertirse en odio siNO en indiferencia o incluso en amistad. De NO ser así...

    Y una observación: no sería una mala idea que las fotos tuvieran pie. En la primera del "Miércoles, 7 de octubre" yo sólo reconozco, además de a usted, a García Montero, Almundena Grandes y Ángel González. En la segunda, ignoro quién le acompaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por señalar las erratas y por las sugerencias de corrección de estilo, aunque no las tenga en cuenta.
      Quien me pone la mano en el hombro es el poeta Eugénio de Andrade. En la primera foto están también Benjamín Prado y Juan Cruz, además del entonces rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez.

      Eliminar
  2. - ¿De qué se habla cuando de fracaso o éxito se habla?

    “UNOS AÑOS ANTES

    (…)

    Diciembre de 2009

    Tras el éxito del primer curso, «Woody Allen. Cine y psicología» se repitió con la colaboración del Ayuntamiento de Oviedo.

    23 de agosto de 2010

    La familia Allen regresó a Asturias. Woody presentaba esa noche `Conocerás al hombre de tus sueños´ en Avilés —`Es un honor´, le soltó una señora al reportero de El Comercio —, así que aprovecharon el día previo para caminar y comer en Oviedo. Firmaron autógrafos a los turistas y se acercaron a la estatua del escultor Vicente Santarúa que el director tiene en la calle Milicias Nacionales: una obra semirrealista, el cineasta mide un centímetro y medio más, como se nos aclara en foroalturas. com. A los pies del mazacote se sufre una placa con la frase de Allen sobre el lugar —`Oviedo es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonalizada; es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera... Oviedo es como un cuento de hadas´— que quieren decir que dijo, al recibir el premio Príncipe de Asturias en 2002, los que allí la pusieron.
    Allen y Soon-Yi tiraron unas fotos a sus hijas adoptivas, Bechet Dumaine y Manzie Tio, niñísimas entonces, en el cúmulo de bronce.

    UNOS AÑOS DESPUÉS

    4 de febrero de 2014

    «Fuera pederastas de nuestra ciudad. » Pegatina que apareció en la espalda de la estatua de Allen en Oviedo, cuya cabeza fue cubierta con una bolsa de basura.

    25 de noviembre de 2017

    «Tu esposa te acusó de haber abusado de tu hija. Nadie la creyó. Mentirosa, interesada, vengativa, le gritaron. Nadie las creyó y nadie las ayudó. » Cartel colgado al cuello de la misma estatua durante una protesta de la Plataforma Feminista de Asturias.”

    Edu Galán. El síndrome Woody Allen

    - Recuento:

    Quizás: "Al cerrar el libro sentí una mezcla de melancolía y esperanza y me pregunté si un recuerdo es algo que se tiene o que se ha perdido ,,, Por primera vez en mucho tiempo me sentí en paz".

    Palabras de Marion (Gena Rowlands). “Otra Mujer”. Woody Allen (1988)

    Quizás: “En el plato de la balanza un verso basta / para pesar en el otro mi vida”

    “Esses mortos difíceis
    que não acabam de morrer
    dentro de nós; o sorriso
    de fotografia,
    a carícia suspensa, as folhas
    dos estios persistindo
    na poeira; difíceis;
    o suor dos cavalos, o sorriso,
    como já disse, nos lábios,
    nas folhas dos livros;
    não acabam de morrer;
    tão difíceis, os amigos.”

    Eugénio de Andrade. In memoriam

    “Esos muertos difíciles
    que no acaban de morir
    en nosotros; la sonrisa
    de fotografía,
    la caricia suspensa, las hojas
    de los estíos persistiendo
    en el polvo; difíciles;
    el sudor de los caballos, la sonrisa,
    como ya he dicho, en los labios,
    en las hojas de los libros;
    no acaban de morir;
    tan difíciles, los amigos.”

    Traducción de José Luis Puerto

    - Gérmenes … y la solución del “problema”… :

    “Me acuerdo de que `en la mayoría de los casos el mal aliento es producto de los gérmenes´.
    Me acuerdo de que los gérmenes están ¡por todas partes!
    Me acuerdo de intentar visualizar los gérmenes (físicamente) mientras pululan por todas partes.
    Me acuerdo de que mi imagen de los gérmenes era muy parecida a la de los insectos normales, sólo que más pequeños, claro.
    Me acuerdo de estornudar en mi propia mano, en público, y del problema de `qué hacer con eso´.”

    Joe Brainard. Me acuerdo

    ResponderEliminar
  3. Habla JLGM de, copio,
    "una enfermedad que no notan siquiera la mayoría de los que la padecen, que otros apenas si tienen síntomas leves y que solo es grave e incluso mortal para unos pocos perfectamente identificables por edad o patologías previas...".
    Dejemos aparte que ésas son palabras que, si entiendo bien, atribuye a su contradictor, y que es un contradictor tan torpe que no sólo no contradice, sino que repite literalmente la opinión del propio JLGM.
    Dejemos eso aparte, y vayamos a lo importante.
    1) Esas personas que pasan la enfermedad sin enterarse, o sólo con síntomas tan leves que es fácil que ni siquiera les hagan caso, pueden sin embargo contagiar a otras para las que, "por edad o patologías previas", sí pueda en cambio ser "grave e incluso mortal". ¿Qué ha de hacerse para evitarlo? ¿Confinar sólo a esas personas, las que forman parte de lo que podríamos llamar "grupos de riesgo"? ¿Y cómo los determinamos: a partir de qué edad, por ejemplo, o con qué clase de "patologías previas"? Y, sobre todo, ¿cómo hacemos para que esas personas, jóvenes y sin "patologías previas", pero que inevitablemente convivirán con sus padres o abuelos, u otras personas, sí incluidas en los "grupos de riesgo" y que pueden contagiarlas sin saberlo, no lo hagan?
    (Y recuerdo a JLGM que, por lo que sabemos hoy, copio de la información de Prensa, "la enfermedad se vuelve más letal en mayores de 65 años y personas enfermas, sobre todo con diabetes, problemas cardiovasculares o respiratorios", lo que le incluiría a él mismo entre las personas a confinar).
    2) Pero el problema, por desgracia, es aún más serio. Vuelvo a copìar de la Prensa:
    "El estudio epidemiológico refuta también que el coronavirus sólo cause infecciones graves en personas con enfermedades previas. Aunque el riesgo es más alto en pacientes con otras enfermedades, un tercio de las muertes se han producido en personas que hasta entonces estaban sanas".
    Y lo mismo cabe decir por lo que respecta a los grupos de edad:
    "Se confirma que por debajo de los 50 años, los números de contagio tienen menos riesgo de muerte, con un índice de letalidad inferior al 1%, aunque aún así hubo más de 800 fallecidos [en España, nota mía] de esta franja de edad".
    Y el problema es que no sabemos, a día de hoy, quiénes entre los sanos o los jóvenes que se contagien pueden morir por esa causa. ¿Nos resignamos sin más a que fallezcan, lo aceptamos como un hecho inevitable frente al que ni se puede ni conviene hacer nada?
    Si yo estivese (Dios me libre) en esa posición de dictador o consejero áulico en que JLGM gusta de imaginarse a sí mismo, me sentiría bastante mal pensando que algunas de esas muertes, o aunque fuera sólo una, hubieran podido evitarse con un poco más de "miedina", o de prudencia. Y que mis disposiciones o mis consejos son directamente responsables de que eso no haya ocurrido. Que hay gente que ha muerto por mi culpa, en resumen.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué fácil es refutar a Jose. Ojalá todos los objetores fueran como él.
      1/ Claro que esas personas que pasan la enfermedad sin que se les note pueden contagiar a otras. En caso contrario, ¿qué calificativo habría que dar a los políticos que tanto daño están causando al mundo? No tendrían excusa ninguna. Y claro que hay que proteger a las personas de riesgo, a ellas es a la que hay que acercarse con mascarillas y no abrazar o besar y etc, etc. Y eso es lo que ya se hace, por cierto, marginando a muchos ancianos, a los que ni siquiera dejan acercarse a los nietos. Muchos ancianos viven solos. En el caso de que convivan con personas de otra edad, ¿no es más fácil establecer normas en las casas para evitar riesgos e incluso apoyar el alquilar apartamentos separados que paralizar el mundo? Más fácil y más eficaz. Y lo que si me incluiría o no a mí mismo en los grupos de riesgo y me afectaría las medidas para protegerlo es una tontería: que no se preocupe Jose que yo tomo todas las precauciones para no contagiarme por la cuenta que me tiene (todas las precauciones sanitarias, que nada tienen que ver con que se nos obligue a llevar mascarillas en lugares públicos en los que no hay nadie, o la hay a mucha distancia).
      2/ Ya es mayorcito Jose para saber que no puede creer todo lo que lee en la prensa (¡la de cosas contradictorias que publica!). ¿Dónde se ha hecho esa encuesta para saber que un tercio de las personas estaban sanas antes de estar enfermas de Covid? (Por cierto, eso indica que dos tercios ya tenía otra enfermedad). ¿Y sobre qué muestra se ha hecho? ¿Sobre el millón de muertos que dicen que ha habido? ¿Sobre los treinta que hubo en un determinado hospital? No se ofenda Jose, pero parece que su manera de argumentar no es en exceso rigurosa.
      Y sigo: "Se confirma que hubo más de 800 fallecidos en España fuera de la franja de esas edad". ¿Y se sabe, sabe Jose, si tenían o no patologías previas? ¿Y sabe cuántos menores de esa edad han muerto en accidente de tráfico? ¿Prohibiría por eso las motos y los coches? Claro que esas muertes tienen poca importancia: no se hacen recuentos semanales en los periódicos ni quitan votos.
      Hay muertos todos los días por los que no podemos hacer nada o muy poco (muertos de cáncer, de accidente, de enfermedades incurables), y hay cada vez más muertes (que no salen en los periódicos) porque la mayor parte de la atención médica se concentra en la famosa Covid. Por mi culpa, Jose, no ha muerto nadie. Por culpa de las autoridades políticas y sanitarias españolas, no estoy yo tan seguro. Debería haber una investigación independiente porque en el trato que se dio a los ancianos en las residencias hay indicios de criminalidad. De lo que estoy muy seguro, es de que un confinamiento menos brutal y arbitrario que el español (como el alemán, por ejemplo) no habría causado más muertes, sino más bien lo contrario, y habría evitado mucho sufrimiento inútil. Y el llevar mascarillas en la calle (algo que no ocurre en la mayor parte de Europa) no ha hecho que disminuyan los contagios precisamente: seguimos estando a la cabeza. Algo estarán haciendo esos a los que tú apoyas; antes de criticarme, medita un poco de en qué os equivocáis los de "cuantas más mascarillas mejor, sean útiles sanitariamente o no".

      Eliminar
    2. Se equivoca JLGM pensando que mi intención es "criticarle". No. No hay en lo que digo nada personal. Mi desacuerdo es con ciertas ideas u opiniones suyas, nada más.
      Por otra parte, y ya que no le valen las encuestas, tiene aquí (https://www.economiadigital.es/politica-y-sociedad/coronavirus-las-uci-estan-llenas-de-gente-joven-sin-patologias-previas_20047863_102.html) lo que al respecto, y basándose en su experiencia personal hospitalaria, dice una enfermera (y eso ya en marzo): “¿De donde han sacado que es una enfermedad de gente mayor con patologías? Las UCI están llenas de gente joven, en la treintena, sin patologías previas".
      Pero ya sé que eso tampoco le servirá. Como no le sirvió cuando, hace ya unos meses y respecto al tema de las mascarillas, le enlazaba un video de la Clínica Universitaria de Navarra.
      No hay que creerse todo lo que uno lea. Salvo si lo lee en este blog, y dicho por su titular, que sabe de medicina más que los profesionales que día a día se baten el cobre con la pandemia, de economía más que los economistas (su propuesta de "apoyar el alquilar apartamentos separados" para toda persona mayor que conviva con otra más joven -ya que no sabemos quién, en un momento dado, puede ser un contagiado asintomático-, con los cientos de miles, quizá millones, de casos que eso supondría, me parece francamente irreal), y, en fin, de cualquier asunto público más que los profesionales del ramo.
      Yo no gozo de ese privilegio; y, lo que es más, si creyera gozar de él, desconfiaría absolutamente de mí mismo: tal es mi modo de ser. Recuerdo, al propósito, lo que, en su conferencia "Nombre y naturaleza de la poesía" decía Alfred Edward Housman. No la tengo a mano ahora, pero era algo así como que, desde su última intervención, años atrás, en el mismo sitio, "no había mejorado lo bastante para ser un experto en su tema, ni empeorado lo bastante para creer que ya lo era". Esa desconfianza frente a la creencia en el propio saber me parece natural y necesaria, y yo lo comparto casi por instinto.
      Quizá, se me ocurre, a JLGM no le vendría mal alguna vez, al menos respecto a cuestiones de las que ni es especialista ni tiene conocimiento de primera mano; y conste que A. E. Housman decía eso de sí mismo, si recuerdo bien, hablando de sus conocimientos críticos sobre poesía, que al fin sí era su tema.

      Eliminar
    3. Jose, a mi puedes criticarme todo lo que quieras, faltaría más. Por supuesto, la crítica es siempre a las ideas que yo defiendo y a mi manera de defenderlas, como hago yo con las tuyas y con tu manera de razonar.
      Ahora me sales con la entrevista a una enfermera y nada menos que en marzo. Hombre, desde entonces ha habido mucho más contagios y las estadísticas pueden ser más fiables. Y no hay ninguna, ninguna, búscalas todas, que diga que las Ucis están o han estado llenas de gente menor de treinta años enferma de la Covid y sin patologías previas. Busca, rebusca y no me salgas con lo que dijo, en una entrevista, el conserje de un hospital.
      ¿Y quién ha dicho que hay que creerse lo que se lee en este blog? No hay que creerse nada sin razones. Cuando encuentres un titular llamativo, lee el artículo entero, mira quién lo firma, en qué se basa (eso de "estudios recientes en Japón han demostrado" sin más precisiones no confirma nada) y luego saca tus propias conclusiones.
      Y yo no he hecho propuestas concretas: solo digo que es más fácil (y menos costoso económicamente) proteger a los grupos vulnerables (incluso apoyando económicamente a los ancianos que vivan con familiares en pisos pequeños y sin posibilidad de tener un espacio propio, pocos o muchos) que confinar a toda la población y cerrar locales dejando a gente sin trabajo. Y más eficaz desde el punto de vista sanitario.
      No es tan difícil pensar por cuenta propia, Jose, ni aprender a informarse críticamente. ¿Estoy equivocado? Pues no me cuesta nada rectificar. También pueden estar equivocadas las autoridades políticas y sanitarias y esa enfermera en la que tú tanto confías, y es posible que lo estén: las duras medidas españolas (ahora mismo se usan más las mascarillas que en ninguna parte de Europa) han demostrado ser las más ineficaces de la Unión Europea. Ese error sí que ha causado muertos, además de daños a la salud de todos y a la economía. Mis propuestas --que solo se aplican en otros países, aunque no por recomendación mía, claro-- ninguno. Y alguna responsabilidad tenéis los que por miedo invencible apoyáis acríticamente determinadas medidas dañinas para todos y de dudosa eficacia en el control de la epidemia.

      Eliminar
    4. Sólo dos cosas, puesto que ya sabía de antemano, por larga experiencia, que la discusión era inútil.
      1) Queda claro una vez más que, para JLGM, sólo se puede estar en desacuerdo con él en asuntos como éste "por miedo invencible" y por no "pensar por cuenta propia". La posibilidad de que uno no esté de acuerdo con él simplemente porque tiene IDEAS (no miedos ni consignas) distintas de las suyas no cabe en su cabeza.
      2) Yo he citado aquí, respecto a este asunto, estadísticas, informaciones de Prensa, declaraciones de sanitarios individuales y de centros hospitalarios de prestigio, cosas todas ellas que, según JLGM, son vanas y hasta ridículas. Él, jamás; su único argumento es: esto es así porque lo digo yo; y mis razones para decirlo no es que sean las mejores, es que son las únicas. Las demás no son (ni pueden serlo: hay imposibilidad metafísica) razones, sino muestras de miedo invencible o de incapacidad de pensar por cuenta propia.
      Así las cosas, y ante semejante despliegue de libertad de pensamiento (pero siempre, y sólo, que sea el suyo, el de JLGM), es, como decía, y termino, inútil discutir.
      Un saludo.

      Eliminar
    5. No, no es inútil discutir conmigo, aunque puede que lo sea para ti, Jose. Siempre puede ser útil para algún lector desprejuiciado.
      Y yo no te digo lo que debes pensar, te indico que razonas inadecuadamente. Citar como fuente de autoridad sobre la ocupación de las UCIS por parte de jóvenes infectados una entrevista con una enfermera realizada en marzo pasado no resulta válido por dos razones: la enfermera podrá saber la ocupación de su hospital, no las de los demás (si lo sabe, será por algún documento que debería citar) y, en segundo lugar, lo que ocurriera en marzo no es significativo estadísticamente tantos meses después y con tantos casos más.

      Eliminar
    6. Y no, no has dado estadísticas, ni referencias a estudios serios, solo informaciones de prensa que en muchos casos buscan un titular llamativo. Podríamos pasarnos años contraponiendo lo que opina un "experto" a lo que opina "otro". De todo hay infinidad de pareceres.
      Pero lo que no encontrarás nunca es un informe que indique que utilizar mascarillas al aire libre y lejos de cualquier otra persona sirve para algo. Busca, busca, señálame a alguien que afirme tal cosa. Nadie se atreve a hacerlo porque las mascarillas, aunque otra cosa le hayan hecho creer a la gente, solo son un utensilio sanitario que sirve para que las gotas de saliva que salen de la boca de una persona infectada lleguen a la nariz, la boca y los ojos de otra persona contagiándola. Y eso solo ocurre cuando están cerca (a menos de dos metros o de tres o de los que quieras). Las mascarillas no son un escapulario que nos libra del mal y que por eso hay que llevar en todas las ocasiones. Y ni siquiera vale la teoría de los "aerosoles" que han sacado ahora para asustar más a la gente: lo que algunos estudios parecen indicar (aunque todavía no está confirmado del todo, no lo acepta la OMS) es que en espacios cerrados, sin ventilación y con acumulación de personas pequeñas partículas de la respiración que quedan flotando en el aire pueden infectar a otras personas más allá de la distancia de seguridad. Pero al aire libre no se da tal posibilidad, por eso se quiere que las clases se den al aire. Y a pesar de ello, no el gobierno de España (que no las considera obligatorias al aire libre si se puede mantener las distancia de seguridad), pero sí todas las autonomías obligan a llevar mascarilla aunque pasees solo por lugares en los que no transita nadie.
      ¿Entiendes ahora lo que yo critico? ¿Entiendes ahora lo que es informarse, razonar y tener una opinión propia? ¿Comprendes por qué poner un enlace a cualquier noticia, las hay para todos los gustos, es perder el tiempo?

      Eliminar
    7. Errata: línea 9, debe decir "son un utensilio sanitario que sirve para impedir"

      Eliminar
  4. SONETO PREMONITORIO DEDICADO POR Juan Boscán A JLGM EN 1523


    Nunca de amor estuve tan contento,
    que en su loor mis versos ocupase:
    ni a nadie consejé que se engañase
    buscando en el amor contentamiento.

    Esto siempre juzgó mi entendimiento,
    que deste mal todo hombre se guardase;
    y así porque esta ley se conservase,
    holgué de ser a todos escarmiento.

    ¡Oh! vosotros que andáis tras mis escritos,
    gustando de leer tormentos tristes,
    según que por amar son infinitos;

    mis versos son deciros: «¡Oh! benditos
    los que de Dios tan gran merced hubistes,
    que del poder de amor fuésedes quitos».

    ResponderEliminar
  5. « Paseo por Avilés y a la memoria me vienen los versos de Borges: “la ciudad ahora es como un plano / de mis humillaciones y fracasos”. » / LA CIUDAD ES AHORA COMO UN PLANO...

    A veces la memoria no mejora los versos.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Esta vez, caballero, el verso ha empeorado.

      Mucha salud y gracias.

      Eliminar
    2. Ninguno de los dos da en el clavo: "Y la ciudad es, ahora, como un plano" (J.L. Borges, poesía completa. Ed. Debolsillo, reimpresión de marzo de 2017), es lo correcto.
      Cae de su peso porque sin la "Y..." inicial el endecasílabo se queda cojo (JLGM) y la versión de Manuel, sinalefas mediantes, en diez sílabas lo deja..., a no ser que haga trampa en la primera ligadura para que el verso acentúe en sexta.
      Parece mentira.

      Eliminar
    3. El verso es exactamente así: "Y la ciudad, ahora, es como un plano...".

      Eliminar
    4. Tienes razón, don Pepe: esa tuya es la correcta versión, y ese " es" bien colocado lo cambia todo (el caso es que sabía en soneto de memoria y ni con esas).
      De ese modo, y tal como dispuso Borges, se omite la primera (im)posible sinalefa y se ha de leer A-HO-RA.

      Eliminar
    5. Para mayor exactitud: A-HO-RAES.

      Eliminar
  7. Es mentira, no lo parece. Que el martillo, señor F, se olvide del clavo un rato. No hacer infalible siempre el verso con fecha de reimpresión, editorial y agua bendita, sino al revés, someterlo al azar de la memoria personal alguna vez, quien pueda. De eso se trataba.

    De eso se trata. ¿Mejoró el verso con “La ciudad ahora es” (y no “es ahora”), o con el olvido de la “Y”? Pues quizá algo más con lo segundo por, con perdón, sacrificar una de las “sinalefas mediantes” y evitar así la triple acentuación en 4ª, 5ª ¡y 6ª! sílabas: /DAD/ES/AHO/. Frente a tanta intensidad sonora, casi de llano campo de instrucción de reclutas, a una, por AGORA le suena mejor LA-CIU-DAD-ES-A-HO-RA-CO-MO-UN-PLANO...

    ResponderEliminar
  8. Un poco hablar por hablar esta controversia sobre los versos de Borges. Yo los cité como me venían a la memoria porque así debería citarlos. Si fuera un estudio crítico, los comprobaría con una edición fiable. Aquí se trataba de citar los versos tal como me acompañaron en ese momento, tal como me acompañan otras veces, no de mejorarlos ni de estropearlo. Así ocurre siempre con la literatura que forma parte de nuestra vida, no solo de nuestra biblioteca.

    ResponderEliminar
  9. Qué cansino resulta a estas alturas el martilleo de los obedientes reclamando que se sigan las recomendaciones de "los expertos", o de las "autoridades sanitarias", o de los "profesionales del ramo" como dice Jose. ¿Es posible que no se hayan enterado de que "los expertos" NO MANTIENEN una postura común en muchos aspectos relevantes? ¿Cómo habrán podido no enterarse, con el ruido mediático generado por la disputa entre el Estado y la comunidad de Madrid? Señores/as, se ignora mucho más que se conoce acerca de la epidemia, de la propagación, de la resistencia, de las inmunidades personales, ¿podrían ustedes callarse un rato, observar y esperar?
    Claro que a Jose (deduzco de la obsesión copipega que se trata del mismo) le hemos leído aquí que lo verdaderamente democrático puede ser en ocasiones no consultar a los ciudadanos. Así que ¿qué se podría esperar? Apaga y vámonos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo a "Jose" se le ha ocurrido esa idea de que "lo verdaderamente democrático pueda ser en ocasiones no consultar a los ciudadanos". Tan disparatada ocurrencia la comparten con él el TC alemán (que negó esa posibilidad a Baviera con los peregrinos argumentos de que "el land de Baviera no tiene derecho a celebrar este referéndum porque la votación violaría el orden constitucional. En concreto, señala que los länder no disponen "de espacios para procesos secesionistas" en la Ley Fundamental (Constitución) y que la soberanía recae en el conjunto de los alemanes [entiéndase, no en una parte]), el de Italia ("la región del Véneto no puede organizar un referéndum consultivo sobre la posibilidad de independencia de su territorio y tampoco una consulta sobre la ampliación de su autonomía fiscal. La máxima instancia judicial de la República reiteró que Italia, como indica el artículo 5 de su Constitución, es “una e indivisible”, una característica tan fundamental de su carta magna que ni siquiera puede ser sometida a reforma"), o la Casa Blanca de Obama (que recordó que "la Constitución ‘no establece el derecho a marcharse’, ya que dicha Constitución establece una unión ‘permanente’, ‘indestructible’ y ‘perpetua’).
      Peor todavía, la llamada Comisión de Venecia, preguntada al respecto por Puigdemont cuando era President, dejó claro que, para que dicha Comisión pudiera considerarlo válido, el pretendido referéndum "tendrá que llevarse a cabo de acuerdo con las autoridades españolas”. Y subraya que la institución ha enfatizado “consistentemente” en todos sus dictámenes “la necesidad de que cualquier referéndum se lleve a cabo en pleno cumplimiento con la Constitución y la legislación aplicable”. Y la Comisión Europea explicó a su vez que si el independentismo catalán "tiene un problema con la Constitución española, tiene derecho a luchar políticamente para obtener un cambio constitucional. Pero en una democracia basada en el Estado de Derecho, donde se respetan todos los derechos..., no tiene derecho a simplemente violar la Constitución".
      Así que, ¿qué puede esperarse de las democracias occidentales, tan leguleyas, o de los organismos internacionales, que no lo son menos? Apaga y vámonos, como usted dice.

      Eliminar
    2. Qué horror. Hay cosas que nunca cambian, Jose. Eres de apaga y vámonos. Todo eso que dices son tiquismiquis: la leyes se cambian por determinados procedimientos, pero se cambian porque dependen de la voluntad popular. Lo democrático es hacer un referéndum en Cataluña (para lo que no hace falta cambiar la constitución, solo el acuerdo del gobierno central) y si el resultado implica para su aplicación un cambio en la constitución pues se inician los trámites para cambiarla (no será la primera vez). Eso es todo. Pero no sé qué hago insistiendo en hacer entender a alguien que la constitución es el resultado de un acuerdo de los ciudadanos y que ese acuerdo puede cambiar y que para cambiar lo primero que hay que hacer es preguntar si existe ese deseo de cambio. Lo que venga después, ya se verá y ya se irá solucionando.

      Eliminar
    3. Hay cosas, en efecto, que nunca cambian; como las opiniones de JLGM acerca de este asunto, tan insistentes que incluso las repite, como se ve, cuando uno no se dirige a él.
      Pero eso no es censurable; sí lo es que no cambien las mías; pero eso se debe a que no son opiniones (privilegio éste reservado exclusivamente a quienes piensen como él), sino absurdos disparates.
      Entre ellos, el pensar que las sentencias que citaba de los respectivos Tribunales Constitucionales de Alemania o Italia, o el dictamen de la Casa Blanca de Obama, no son exactamente "tiquismiquis", sino muestras evidentes de que esas opiniones de JLGM, las Únicas, no son, vaya por Dios, realmente las Únicas, y que existen otras no menos legítimas.
      Pero dejémoslo. Terminaré por no intervenir en absoluto en este blog, al menos para cuestiones relacionadas con temas políticos o sociales, ya que es cada vez más evidente que ni dirigéndose uno a otra persona se libra por ello de los recordatorios de su titular acerca de que mis opiniones (que no lo son, insisto, sólo disparates) le producen "horror". Y uno está ya un poco mayor para ir por la vida dando disgustos, y no digamos horror, a la gente, especialmente a la gente que aprecia.

      Eliminar
    4. Mire, Jose, no voy a volver a las andadas, ni a marear la perdiz de sus manías personales, ya que de sus propias palabras se deduce que usted ha entendido perfectamente cuál es el problema, y que las consultas pueden "llevarse a cabo de acuerdo con las autoridades españolas". Por lo tanto no se trata de que haya una LEY concreta o una Constitución que se oponga. Es la negativa de las autoridades españolas la que ha hecho imposible la consulta y nos ha conducido a la mayor brecha de la historia entre España y Cataluña. Está bastante claro que para usted y sus afines importa muy poco la voluntad de millones de ciudadanos frente a la voluntad de las "autoridades españolas", que pueden ser unas docenas de empecinados. Y por favor, no diga insensateces: las "uniones" son cuestiones de hecho, de hecho social e histórico. Establecer por definición que una unión es ‘permanente’, ‘indestructible’ y ‘perpetua’ es tan estúpido como establecer por definición que la Iglesia de los Santos de los Días Finales es perpetua y perdurable e indestructible. Qué risa, ¿no?
      El principio de autoridad (no ninguna "ley" específica) tiene para usted prioridad sobre la voluntad de millones de ciudadanos. No voy a poner ningún nombre ni calificativo a esa actitud, búsquela en cualquier diccionario de política... y no se ofenda ante lo que encuentre.
      Ese/eso es usted, y con usted no cabe, en efecto, sino el "apaga y vámonos". Apagar e irse... a la brava, que es justo lo que terminarán haciendo, para su eterno desconsuelo.

      Eliminar
    5. Le aseguro a usted que si Cataluña es alguna vez independiente, eso no me desconsolará ni más ni menos que el hecho de que lo sean Portugal o los países hispanoamericanos; es decir, nada. Y no es "la negativa de las autoridades españolas" lo que ha hecho imposible el referéndum, como no es la negativa de las autoridades alemanas, ni la de las italianas, ni la de la Casa Blanca de Obama; todos ellos se han limitado a recordar lo que dicen las respectivas Constituciones, con el añadido, en el caso del TC alemán, de que, repito, "la soberanía recae en el conjunto de los alemanes". Eso mismo es lo que ha dicho el TC español: que la actuación del independentismo tal como se ha producido, y específicamente en el caso del "referéndum", es contraria a la Constitución. Y, como recordó en 2018 la Comisión Europea, precisamente ante las pretensiones independentistas, "Si estás en desacuerdo con una ley puedes protestar y luchar para cambiarla por métodos democráticos, pero no violarla ni ignorarla", que es exactamente lo que hizo el independentismo catalán.
      ¿Que a usted lo que digan las respectivas Constituciones de los países que he citado, o sus intérpretes autorizados, no le importa lo más mínimo? Bueno, es problema suyo. Como el independentista escocés Salmond recordó a Puigdemont, en el diálogo que ambos mantuvieron en 2016, democracia significa, en primer lugar, respeto a la ley (por eso los estados democráticos se llaman también "Estados de derecho"; por eso la Comisión de Venecia, a la que en su día se dirigió el propio Puigdemont, se llama en realidad "Comisión Europea para la Democracia por el Derecho").
      ¿Que a usted, repito, ni la ley, ni la Constitución, ni la democracia, le importan nada? Yo qué le voy a hacer: lo que antes contaba y cuento ahora no son, como en su caso, meras opiniones personales mías, sino de todos los organismos que he citado, y son unos cuantos. Estréllese usted, si lo desea, con ellos, no conmigo, que me limito a recordar lo que públicamente han explicado; dígales a ellos que son "manías personales", "insensateces", y esos términos tan amables que me dedica, no más que por no callar (como sin duda preferiría que hiciera) lo que todos ellos han dicho.

      Eliminar
    6. Jose, disculpa que me entrometa, pero de tanto leerte te toma uno aprecio. Hay problemas que si no se arreglan buenamente, se desarreglan por las malas. Recuerdo Cuba, que España perdió por su mala política. Las leyes van y vienen, como nosotros.

      Eliminar
    7. El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y yo soy el único animal que tropieza una y mil veces con el mismo Jose. Prometo que es la última vez que lo hago.
      ¿Cómo hacer entender que no se trata de realizar un referéndum para proclamar la independencia, sino solo para saber si los ciudadanos de una comunidad quieren o no la independencia? Eso no lo prohíbe la constitución, como no prohíbe cambios. Se necesitan unos requisitos para cambiarla, pero antes de comenzar esos complicados trámites es preciso saber si se necesita reformarla. Preguntar a los ciudadanos, ni aquí ni en Alemania y mucho menos en Suiza, donde resulta costumbre, puede ser delito. Impedir que los ciudadanos de Cataluña (o de Extremadura, si lo solicita su gobierno autonómico) expresen su opinión libre y democráticamente sobre un problema que les concierne especialmente no puede ser delito. Otra cosa es que se necesite ciertos requisitos legales, pero si una parte no da la autorización está haciendo obstruccionismo, no aplicando rigurosamente la ley.
      En fin, que a Jose no le sirve para nada lo que digo. Pero quizá no pierda el tiempo al replicarle porque hay otros lectores.
      A pesar de ello, por mi parte, es la última vez. Que diga él la última palabra, que será idéntica a la primera (también en mi caso, por supuesto).

      Eliminar
    8. Pues no, evidentemente no. Como le han dicho ya aquí decenas de veces, democracia NO SIGNIFICA en primer lugar respeto a la ley, y que lo sostenga Salmond solo prueba la ignorancia de Salmond. Eso será obediencia, sumisión, y acatamiento. No puede significarlo por la sencilla razón de que hay leyes injustas. Democracia, según Google, y la RAE y los libros de teoría política, significa "Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes", que es justo lo que usted no tolera y lo que usted ataca, aunque para ello se vea en la necesidad de pervertir y corromper el lenguaje. Pero esta perversión es para usted "peccata minuta", ya que, como buen fundamentalista, su objetivo prioritario es que un papel aprobado hace casi cincuenta años arrolle y pase por encima de la voluntad de unos cuantos millones de ciudadanos. Una conducta a la que se aplicaría sin vacilación el término "talibán" si por ventura se diera en Oriente. ESE es el asunto. ESA es la cuestión.

      Eliminar
    9. Mi "última palabra" en este asunto serán dos.
      La primera, para dejar claro que la diferencia entre "un referéndum para proclamar la independencia" y "un referéndum para saber si los ciudadanos quieren la independencia" me parece a mí claramente un sofisma.
      Como en su momento lo explicó Stéphane Dion, exminisitro canadiense de Relaciones Intergubernamentales y principal promotor de la allí vigente Ley de Claridad (2000), un referéndum allí sólo obligaría al gobierno, caso de perderlo, a iniciar negociaciones con el Quebec.
      No es pues lo que algunos llaman "un referéndum vinculante"; ni puede serlo en ningún caso, ya que, como el TC alemán (y el nuestro, por cierto) dejaron claro, LA SOBERANÍA RESIDE EN EL CONJUNTO DE LOS CIUDADANOS. Luego el referéndum que ambos TC descartaron (como el italiano o los USA) por no caber en la Constitución no es, no puede serlo por definición, "para proclamar la independencia, sino sólo para saber si los ciudadanos de una comunidad quieren o no la independencia".
      Cosa completamente lógica, por lo demás: un referéndum que no tuviese más intención que la de conocer la opinión de los ciudadanos, sin ninguna pretensión o finalidad ulterior (que es lo que aquí sugiere JLGM) NO ES en ningún caso lo que buscaba el Partido de Baviera (que en un comunicado al conocer la sentencia dijo que "la lucha por la independencia bávara no será decidida por un tribunal, sino por la voluntad de los bávaros”. El presidente del partido, Florian Weber, declaró gráficamente: “De un tribunal federal alemán no puede esperarse ese consentimiento. Si quieres drenar un pantano, no preguntas a las ranas" -lo que de paso muestra la habilidad para hacer amigos que tienen algunos, comparando a sus compatriotas con "ranas" y a Alemania coun un pantano; ni los independentistas vénetos, ni los de los USA.
      2) El gran problema con JLGM en estos foros (y también con otros intervinientes, alentados sin duda por el proceder de su titular) no es el que algunos discrepemos de él, sino su proclividad irresistible a no respetar el derecho democrático a la disidencia. Como he repetido aquí unas cuantas veces, no verá que yo utilice, para calificar al propio JLGM o a sus opiniones términos como los que él utiliza a cada paso, para referirse a las supuestas limitaciones intelectuales de quien no está de acuerdo con uno -única manera de explicárselo, según él-, y que le situarían, recuerdo, un poco por debajo en
      ese aspecto de "la cabra de la Legión". Con esos antecedentes, no tiene nada de extraño que otros intervinientes, en lugar de limitarse a contradecir, si es el caso, lo que uno opina, le llamen personalmente de todo -como si la falta de argumentos pudiera sustituirse por la brutalidad de la descalificación personal. Ahí, la culminación habría que verla, supongo, en aquel desaparecido "Miguel el Entrerriano", que terminó por decir que yo era una persona cuyo solo trato "contamina y degrada" (y eso sin conocerme personalmente, como yo no le conozco a él).
      No, mire: que uno no piense como usted no le autoriza a decir barbaridades acerca de su persona, sólo a refutarle razonadamente, si puede y si sabe. Lo otro no sólo no es tener razón: es perderla sin más, aun en el caso de que se tuviera.
      Y dejémoslo, en efecto. También a mí me cansa repetir una y otra vez obviedades como ésa (y encima, bien se ve, sin ningún resultado).

      Eliminar
    10. Por cierto, hablaba JLGM explícitamente de Alemania y de Suiza. Respecto a Alemania, ya he citado aquí repetidamente el dictamen de su TC, que dice textualmente que "la soberanía reace en EL CONJUNTO de los alemanes". Y respecto a Suiza, tiene aquí (https://www.swissinfo.ch/spa/democraciadirecta/refer%C3%A9ndum-catal%C3%A1n_-y-si-un-cant%C3%B3n-suizo-decidiera-irse-de-suiza-/43563518) un artículo publicado en Swissinfo, diario público suizo, precisamente con ocasión del famoso 1-O, donde como verá se expresa claramente que: 1) En Suiza no se podría proceder como lo ha hecho Cataluña, intentando llevar a cabo un referéndum unilateral e ilegal. 2) No basta con los votos de un cantón determinado; "se necesitaría no solo una mayoría de votos populares a favor, sino también la de una mayoría de cantones. De hecho, en 1978, cuando el cantón del Jura decidió separarse del cantón de Berna, TODOS LOS CIUDADANOS SUIZOS fueron llamados a pronunciarse en las urnas".

      Eliminar
    11. Para "Eduardo Cuesta": dígame usted dónde he dicho yo que "no tolero" y "ataco" la democracia, entendida como "Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes".
      Desde el referéndum para la ratificación de la Constitución Española, en diciembre de 1978, primera votación en la que yo participé, lo he hecho en todas las sucesivas, precisamente porque estoy de acuerdo con el sistema democrático.
      Cosa distinta es que, como repetidamente he explicado aquí, las democracias precisamente se llaman también "Estados de Derecho"; y se llaman así porque
      "El estado de derecho implica que cada persona está sujeta a la ley, incluidas las personas que son legisladores, encargados de hacer cumplir la ley y jueces. Cualquier medida o acción debe estar sujeta a una norma jurídica escrita y las autoridades del Estado están limitadas estrictamente por un marco jurídico preestablecido que aceptan y al que se someten en sus formas y contenidos. Por lo tanto, toda decisión de sus órganos de gobierno ha de estar sujeta a procedimientos regulados por ley...".
      Y que, como recordó en su momento Amnistía Internacional, a raíz del famoso 1-O, "Los actos cometidos por los altos cargos catalanes en el ejercicio de sus funciones oficiales para celebrar un referéndum ilegal no estaban protegidos ni por el derecho a la libertad de expresión ni por ningún otro derecho humano establecido en el derecho internacional".
      Pero ya veo: talibanes todos, oiga (menos el independentismo catalán y quienes lo apoyan, que ésos, y sólo ésos, son los que tienen derecho a decidir qué es legal -lo que les conviene-, y qué no lo es; y, sobre todo, quién es "talibán" y quién no.
      También, y termino, es una pandilla de "talibanes" el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, también conocido como Tribunal de Estrasburgo, que al rechazar (en decisión unánime) el recurso independentista contra la suspensión del Pleno en que pretendían declarar la independencia, "desmontó todas las tesis jurídicas independentistas sobre la presunta violación de derechos fundamentales –libertades de expresión, reunión y asociación– y avaló por completo la actuación del Tribunal Constitucional (TC) español", ya que "en su opinión, el TC actuó en respuesta a “una necesidad social imperiosa”. La suspensión fue “necesaria en una sociedad democrática, sobre todo para el mantenimiento de la seguridad pública, la defensa del orden y la protección de los derechos y libertades...".
      Talibanes todos, que "no toleran y atacan la democracia", ya digo.
      Ay, Señor.


      Eliminar
  10. Ante la escalada de contagios en Asturias, nuestro pte. ha declarado que "no dudará en tomar medidas drasticas". Hay otra frase que sabe decir: "no me temblará la mano si tengo que tomar medidas drasticas" Parece una amenaza.
    Podría hablar de otras medidas: reforzar el sistema sanitario, encontrar la manera de rastrear el virus eficazmente; o, al menos, animar a la población.
    Este tío es tonto, pero lo que más jode es que tome a los demás por un rebaño de ovejas.

    ResponderEliminar
  11. Pues a mí lo que más me fastidia es que la mayoría de las ovejas le aplaudan cada vez que amenaza.

    ResponderEliminar
  12. Lo malo aquí es que no hay oposición. Podemos tener a este politicastros por muchos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No os quejéis, hay cosas peores. Que nos lo digan a los madrileños

      Eliminar
  13. Ah, esta Teresa Mallada, creo que es la líder del PP.
    Pues tanto para nada, en 1984 se inventaron el Consejo de Comunidades Asturianas, cuyas funciones (en general dar título de "asturiania" ). Pues yo soy asturiano y no necesito ese reconocimiento.
    Su composición es accesible desde la web del Principado.Deliberan sobre "asturiania", y cobran minuta.
    Seguiré hablando que hay mucho que decir.

    ResponderEliminar
  14. Respecto a "Jesús Castellano", a quien agradezco su aprecio, estoy de acuerdo con él en que éste (como todos, por otra parte) es asunto que lo deseable es que se arregle por las buenas.
    Aquí (https://elpais.com/ccaa/2019/04/11/catalunya/1555008231_288624.html) puede ver cómo el año pasado la Comisión Europea recordó al entonces Consejero de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, que "sobre la mesa tienen una “oferta clara de diálogo” por parte del Gobierno español quien, añadió, “no puede ignorar la Constitución” porque en ese caso sí estaría quebrando el Estado de derecho".
    Que es exactamente (véalo aquí: https://www.lavanguardia.com/politica/20190316/461060462494/manifestacion-madrid-independentismo-gobierno-pedro-sanchez-constitucion.html) lo que el actual presidente del gobierno español ha dicho: "dentro de la Constitución, todo; fuera de ella, nada", aparte de recordar -en coincidencia, como ya apunté, con la Comisión Europea (el órgano que, dentro de la UE, ostenta el poder ejecutivo y la iniciativa legislativa). Recuerda ahí igualmente el presidente español que siempre ha sido firme “ofreciendo diálogo para garantizar la convivencia entre catalanes y el resto de los españoles”.
    El problema, pues, no ocurre por parte del gobierno español; ocurre por parte del independentismo. Aquí (https://www.elmundo.es/opinion/2020/03/01/5e5aaf5821efa0c12c8b467d.html) puede ver cómo Puigdemont ha dejado claro que "ni cree en el diálogo ni mucho menos en la mesa de negociación", ya que su llamada es a "preparar la lucha definitiva" y a mantenerse "en estado de movilización permanente contra el Estado". Y, por si quedaban dudas, su adlátere Ponsatí añadió concretamente, con su aprobación y en su presencia, su voluntad de no dejarse "engañar por mesas de diálogo del engaño".
    Hay más: el ya expresident Torra dijo con toda claridad (aquí: https://www.elnacional.cat/es/politica/torra-avisa-autodeterminacion-punto-clave-tabla-dialogo-sanchez_520791_102.html) que "Es muy fácil esta segunda reunión, que el señor Pedro Sánchez me envíe una carta diciendo que tendremos una segunda reunión de la mesa de diálogo en que, de acuerdo con lo que nos ha planteado, el primer punto del orden del día es el ejercicio del derecho a autodeterminación de Catalunya: fecha y condiciones".
    En otras palabras, para el gobierno que él presidía la "autodeterminación" de Cataluña es cosa que no se discute, ni están dispuestos a ello en absoluto; todo lo que aceptarían es discutir EXCLUSIVAMENTE sobre "fecha y condiciones" de un referéndum de "autodeterminación". No, ojo, sólo para conocer la opinión de los ciudadanos de Cataluña, sino para ejercer sin más dicha "autodeterminación". Que pongo entre comillas porque, como puede ver aquí (https://elpais.com/internacional/2015/10/30/actualidad/1446231111_709046.html) la ONU dijo expresamente al respecto que "Cataluña NO ESTÁ entre los territorios con derecho a la autodeterminación".
    Con lo que resulta claro que 1) el gobierno español, y así lo reconoce la UE, está, y ha estado siempre, dispuesto al diálogo. 2) el catalán, en cambio y hasta ahora, SE NIEGA a él, salvo que sirva únicamente para aceptar la imaginaria "autodeterminación", ya que cualquier otra posiblidad la consideran "un engaño".
    En otras palabras, no aceptan otro "diálogo" que el "quebrar el Estado de Derecho", como dice la Comisión Europea, y aceptar la "autodeterminación", expresamente negada por la ONU. O eso, o nada. No lo digo yo, lo dicen ellos. En esas condiciones, el diálogo es imposible, obviamente, ya que el gobierno español no va a saltarse la Constitución para darles gusto (ningún gobierno democrático puede hacer eso), ni la UE aceptaría que lo hiciera. Esperemos que, si ERC gana las elecciones, sí sea posible con ellos el diálogo que el gobierno español siempre ha estado dispuesto a emprender, y al que el gobierno catalán se niega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me derrotas, Jose. Soy incapaz de abarcar todo eso. Además no sé de que perros (gobiernos) hablas, si los de collar con colores fríos o los de colores calientes. Me acuerdo ahora del Sahara, no sé por qué, que según leí (no sé si es cierto) fue una concepción a EE.UU., que amenazó con apoyar el movimiento independentista canario si España no cedía ese territorio a Marruecos. La política, como los edificios y más cosas, no puede ser comprendida sólo por la fachada, por lo que está por fuera, a la vista de todos, de la misma manera que una ciudad no se ve en su totalidad si no se tienen en cuenta las alcantarillas. En fin, mi aprecio no significa total aprobación. No en cuanto a tus opiniones o ideas, sino a veces a tu falta de concisión, claridad y la mayor brevedad posible.

      Eliminar
    2. Lamento lo de la falta de concisión; me es difícil evitarla cuando se trata de mostrar, a quienes creen, y aun afirman, otra cosa, que mis opiniones son eso, opiniones fundadas, no caprichos sin fundamento. Eso, naturalmente, no quiere decir que tenga razón; sólo quiere decir que intento informarme y razonar. Y, desde luego, no se me verá recurrir a la descalificación personal de quien me contradice; pienso, y ya lo dije antes, que quien hace eso pierde sin más la razón que pueda tener. Gracias, en todo caso, por su interés y respeto, y un saludo.

      Eliminar
  15. Si, Benito, de Madrid no hay nada que envidiar. La política autonómica se ha degradado.
    Cuando viajo por Asturias, de pueblo en pueblo, contemplo su decadencia. Viejos caserones, otrora prósperos, abandonados en la maleza.
    Es triste

    ResponderEliminar
  16. Confieso mi saturación y mi hartura de la salmodia constitucionalista que se trae el inevitable "Jose". Item más declaro que me resulta incomprensible la atención que se presta en este espacio a un sujeto de formación tan deleznable que sostiene, aparentemente con seriedad, supuestamente sin sonrojo, que la democracia consiste básicamente en cumplir las leyes. ¿Qué se perdió este sujeto de las clases de "sociales"? Las leyes hay que respetarlas cuando sean respetables. No lo eran las franquistas. La Constitución española a mi modo de ver no es respetable. Tiene muchos años y hay un número inmenso de españoles jóvenes y no tanto que no la votaron. Pero sobre todo la Constitución fue nítidamente un "trágala", un "lo tomas o lo dejas y sigues en la dictadura" impuesto por las fuerzas franquistas hegemónicas al resto de la población. Defender la Constitución es defender, indirectamente, la legitimidad de aquel "trágala" e incluso del régimen dictatorial que lo forzó. Si se ha de segregar, Cataluña tiene que hacerlo por su fuerza vital, social, cultural y laboral como Nación. Por su sola fuerza. Ha de disolver su unión con el Estado SIN respeto a la Constitución y SIN respeto a las sentencias ni a las decisiones impuestas por un poder judicial que todavía apesta a dictadura y a régimen franquista. Ese es el camino. Una secesión "concedida", "negociada", "tolerada" será una nueva trampa para controlar, sobreañadida a una nueva vejación. Con el Estado y con sus leyes heredadas de la dictadura NO SE TRANSIGE, y no cabe más que una vía: ROMPER. Y de hecho creo que es el camino que realmente ha emprendido la parte principal del movimiento independentista, mientras "Jose" salmodia, contradice cada uno de sus mensajes con el siguiente y copia a destajo de Prensa y declaraciones, ya que pensar por su cuenta y riesgo parece estar más allá de sus facultades. Ni siquiera comprende, a la vista ha quedado, los motivos e intereses que tienen aquellos Estados que recomiendan la senda de la obediencia.
    Sé poco de la persona "Jose", pero para mí ilustra los estragos mentales que causa vivir bajo un poder totalitario y el correspondiente amaestramiento emocional pavloviano. De las ideas de "Jose" (quiero decir: de las que copia) sé bastante más: son una vía descarada hacia la perpetuación de la esclavitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tan desagradables le resultan mis palabras, y tan "deleznable" mi formación, en efecto hará usted muy bien en no prestarles la atención que no merecen.
      Nunca acabaré de entender que quienes tan convencidos están de tener toda la razón pierdan de semejante modo las formas cuando se les contradice; y en lugar de exponer con calma e inteligencia sus argumentos, se muestren tan incapaces de una y otra cosa, y capaces sólo de la descalificación personal más inmotivada y grosera.
      En fin: como dijo Rafael el Gallo, cuando le comentaron que Ortega era filósofo y en qué consistía semejante actividad, "hay gente pa tó".

      Eliminar
    2. Miguel, para criticar hay que cumplir una condición fundamental, que es decir menos tonterías que el criticado. Si además se hace con educación entonces demuestra uno cierta categoría. Perdone la acidez, pero lo acabo de leer y me recuerda a aquellos bocazas que ejercían de delegados universitarios y con el paso de los años lograron un cargo político ante su incapacidad de trabajar en el sector privado. Lo de la "perpetuación de la esclavitud" con que usted rubrica su alegato incendiario es una muestra de lo que le acuso.

      Eliminar
    3. Le agradezco de veras su intervención, aunque a estas alturas uno ya desconfía de que, en estos asuntos, la voz ya no de lo razonable, sino de la simple buena educación, sirva para algo.
      En cualquier caso, ahí queda, para quien prefiera enterarase a dar gritos, la constancia de que todos los países de la UE en que se ha planteado lo que ahora se pretende en Cataluña lo han rechazado por inconstitucional, precisando (repito) en el caso de Alemania que "la soberanía reside en el conjunto de los alemanes", y en el Italia que su Constitución excluye la posibilidad también de un refréndum CONSULTIVO; que tanto la ONU como la Comisión Europea o el Tribunal de Estrasburgo han expuesto, y razonado, su desacuerdo evidente con las tesis del independentismo catalán; o que en Suiza se requiere, para la secesión incluso de un cantón respecto a otro, la aprobación mayoritaria en las urnas de TODOS LOS CIUDADANOS SUIZOS, no sólo los del cantón o cantones afectados.
      Ésos son hechos, y no tienen nada que ver conmigo, que me limito a constatarlos; y todos los gritos y barbaridades del mundo no harán que dejen de serlo.

      Eliminar
  17. Sobre Anne Carson, la poeta ganadora del Principe de Asturias. No he leído nada pero tiene buena pinta.
    A ver si Martin nos hace una breve reseña.
    Por otra parte bien está dar a conocer a alguien más allá de los especialistas.
    Porque premiar a Bob Dylan, Paul Auster o Leonard Cohen, es como llevar hierro a Bilbao. Grandes artistas pero muy conocidos.

    ResponderEliminar
  18. Fíjese "Jose" si habrá "gente pa tó", que incluso hay gente para sostener que lo demócrata es no consultar a los ciudadanos. Ahí es nada.
    "Fermín": ni mire el dedo cuando le señalan la luna, ni mire la boca/bocazas cuando le hablan. Mire si el bocazas dice verdades o no las dice. Y si es usted capaz de señalar dónde no las dice. (Sector privado, ja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien se ve que a quien se rige por consignas y no por razonamientos, es inútil explicarle nada que las contradiga, o siquiera las matice. No leerá la explicación; si la lee, se negará a entenderla; y si la entiende, actuará como si no la hubiera entendido (ni leído).
      Son así; qué le vamos a hacer.

      Eliminar
  19. Pues eso, la necesidad de una cierta concinidad …

    Escolta, Espanya, — la veu d’un fill
    que et parla en llengua — no castellana:
    parlo en la llengua — que m’ha donat
    la terra aspra;
    en ‘questa llengua — pocs t’han parlat;
    en l’altra, massa.

    T’han parlat massa — dels saguntins
    i dels qui per la pàtria moren;
    les teves glòries — i els teus records,
    records i glòries — només de morts:
    has viscut trista.

    Jo vull parlar-te — molt altrament.
    Per què vessar la sang inútil?
    Dins de les venes — vida és la sang,
    vida pels d’ara — i pels que vindran;
    vessada, és morta.

    Massa pensaves — en ton honor
    i massa poc en el teu viure:
    tràgica duies — a mort els fills,
    te satisfeies — d’honres mortals
    i eren tes festes — els funerals,
    oh trista Espanya!

    Jo he vist els barcos — marxar replens
    dels fills que duies — a que morissin:
    somrients marxaven — cap a l’atzar;
    i tu cantaves — vora del mar
    com una folla.

    On són els barcos? — On són els fills?
    Pregunta-ho al Ponent i a l’ona brava:
    tot ho perderes, — no tens ningú.
    Espanya, Espanya, — retorna en tu,
    arrenca el plor de mare!

    Salva’t, oh!, salva’t — de tant de mal;
    que el plor et torni feconda, alegre i viva;
    pensa en la vida que tens entorn:
    aixeca el front,
    somriu als set colors que hi ha en els núvols.

    On ets, Espanya? — No et veig enlloc.
    No sents la meva veu atronadora?
    No entens aquesta llengua — que et parla entre perills?
    Has desaprès d’entendre an els teus fills?
    Adéu, Espanya!

    Joan Maragall, Oda a Espanya.

    ResponderEliminar
  20. Sosegaos,Miguel Montenegro, porque si su evidente exasperación proviene de la duda razonable de que en este extraño país haya que buscar con lupa a quienes conozcan con usted que todo el entramado constinstitucional y legal que nos tutela (y cómo) tiene su origen en un trágala impuesto (por la fuerza de las armas, y no exagero nada), le digo que gente así, con su misma percepción, haberla hayla.
    Desde uego que las leyes que carezcan de legitimidad democrática hay que enfrentarlas; si no, la historia seria un continuo que se repetiría hasta el infinito. Y no; solo hay que recordar que la esclavitud existía hace bien poco (y aquí vuelvo a recurrir a Borges, al prólogo magistral que dedica a su madre doña Leonor Acevedo, cuando rememora la casa de los abuelos maternos: " los esclavos, el aguatero...". Pues sí, señores prendados del talento del prodigioso argentino: sus abuelos maternos tenían esclavos. Hace unos lustros, como quien dice.
    Todo este rollo para darle la razón a Montenegro: es moralmente legítimo desobedecer aquello que carece de de legitimidad.
    En el caso de España, de su régimen actual, solo decir que de aquella fundación tan poco ejemplar, tan forzada, vienen nuestras cuitas de hoy: lo que se levanta con arena y poco cemento termina por agrietarse e irse a tierra. Lo malo es que el derrumbe nos entierre a casi todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. F:
      Póngame un ejemplo de algo que se levanta con arena y cemento, sea este mucho o poco.Hasta para ser redicho y sabihondo conviene estar más informado.

      Eliminar
    2. Un mujic de mi casa algo holgazán revocó con mortero (que así se llama la mezcla de la arena y el cemento amasados en agua) la pared de una tapia que acota mi dacha de verano bielorrusa. Desoyó los consejos del buen capataz Basilio Julianov y no mezcló los materiales secundum artem -una parte de cemento en cuatro de arena de montaña- sino que fue cicatero con el primero. De modo que con los primeros rigores del verano se resquebrajó la carga y quedó al aire la mampostería.
      Mandé azotar al negligente y contraté obra nueva con unos zíngaros ambulantes que sabían poco del oficio pero que eran obedientes.
      PS.- A los estúpidos reaccionarios es mejor hablarles en parábola por si se enteran.

      Eliminar
    3. Por si a don Fermo le parece redundante, derribo esa "pared" y me quedo con la tapia a secas.

      Eliminar
  21. Muy conocidos..., pues de eso se trató siempre: que personajes de relumbrón se acercaran a Vetusta para hacerse la foto con ellos. Como dicen algunos de la digna plebe cuando les acercan la alcachofa de un micro: "Lo que importa es que Oviedo salga en la tele". Lo de premiar el talento -tantas veces un galardón redundante- es lo de menos.

    ResponderEliminar
  22. Clarin, me parece que a Bob Dylan ni alcachofa ni nada. No vino por aquí, estaba de gira.
    Ya en los años 80, el 1 que los mando a freír espárragos fue Sebastián Coe, premio de los deportes. Ese sí que creo que lo rechazó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se equivoca. Sebastian Coe sí aceptó el premio. Si pone en el buscador de su PC "sebastian coe premio principe asturias", y pulsa luego en el apartado "fotos", podrá ver una imagen del momento en que recoge el premio, de manos de un entonces jovencísimo príncipe Felipe (Coe fue el primer premiado en su categoría, año 1986).

      Eliminar
  23. Gracias por la rectificación. Pensaba lo contrario, porque Coe se dedicó luego a la política en el Partido Conservador británico.
    Un saludo

    ResponderEliminar