domingo, 5 de octubre de 2014

Nadie lo diría: De libros y Sevilla


Domingo, 28 de septiembre
TECNOLOGÍAS Y TONTERÍAS

¡Qué fácil darse cuenta cuando los demás hacen el ridículo, qué difícil cuando se trata de uno mismo! Leo una entrevista con mi antiguo amigo Juan Manuel de Prada (se enfadó porque tardé más de un día en responderle si publicaba o no una larga conferencia sobre Aleixandre), en la que razona su rechazo a las nuevas tecnologías: “A mí me gusta disfrutar de la amistad a través de la vida. La tecnología, en general, te aparta de la vida. Acabas como un gilipollas hablando con un amigo a través de Skype… cuando podrías hacerlo en el bar de la esquina”.
            No sé yo si eso ha ocurrido en alguna ocasión; sospecho que no, pero si ha ocurrido la culpa no sería de las tecnologías, sino del par de hipotéticos gilipollas. La última vez que vi utilizar Skype fue en la cafetería de un centro comercial a una mujer que lloraba y daba besos a unos niños que estaban al otro lado de la pantalla, en su país, creo que Bulgaria. Juan Manuel de Prada le habría dicho: “Pues yo a mis hijos prefiero besarlos directamente, no en la pantalla”. Y la emigrante le habría dado al ilustre escritor con el portátil en la cabeza. Se lo merecía, sin duda.


Lunes, 29 de septiembre
ENVIDIA INSANA

El próximo mes se cumplen veinte años de la muerte de Víctor Botas. Con ese motivo se inaugurará una exposición sobre su vida y su obra en la biblioteca del Fontán. Vuelven de nuevo a pasar por mis manos las viejas fotos de la tertulia Óliver, los irreverentes cuadernillos de entonces, los manuscritos de los poemas de Botas, sus cartas, sus papeles íntimos, los libros dedicados. Y siento, junto a la esperada melancolía, algo que no me esperaba: envidia.
            “Ya es inmortal como los dioses”, dijo Borges de un pintor amigo fallecido. Botas sigue aquí, entre nosotros, pero ya nada puede afectarle.
            Estar muerto es la manera más normal de estar en el mundo. Así están Homero y Virgilio, Cervantes y Garcilaso, Galdós y Cernuda. A mí me no me importaría nada llevar ya treinta, cuarenta o cien años muerto, aunque no me hicieran ninguna exposición ni nadie se acordara de mí.
            El tiempo, el mejor cirujano, calma cualquier dolor, cura cualquier enfermedad, pone todas las cosas en su sitio. Ya la ausencia del amigo no nos duele, ha dejado de ser ausencia para ser otra forma de estar presente.
            Seguimos riéndonos con sus cosas en la tertulia. Seguimos emocionándonos cada vez que leemos sus poemas, y sorprendiéndonos de que su autor sea el mismo disparatado, maniático, a ratos insoportable personaje con el que acabamos de discutir sobre esto o aquello.
            Quién como tú, amigo Víctor, ahora ya por encima de todo, tomando el sol, fumando un apacible cigarrillo junto a Ángel González y encogiéndote de hombros ante la omnipresente cuestión catalana.
            ¿Encogiéndote de hombros? No creo. Parece que estoy oyendo tu comentario indignado:
            –¡Yo hace tiempo que habría mandado los tanques a Barcelona!
            –Eso, y después formamos un gobierno colaboracionista como el de Vichy con la señora Sánchez Camacho como presidente.


Martes, 30 de septiembre
NARCISO CASCARRABIAS

Cómo desprecian la religión los creyentes. Para ellos, las religiones no son más que una sarta de patrañas. Apenas si hacen una excepción cada uno con la suya. Yo soy más respetuoso. No es que yo crea que la religiones son verdaderas, pero sí que están llena de verdades.
            Cuánta sabiduría en lo de que es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Todos los días me lo repito. Los defectos de los demás saltan a la vista, los propios tienen una curiosa tendencia a volverse invisibles.
            Mi capacidad para la autocrítica, nunca excesiva, me temo que está decreciendo con los años. Llegará un momento en que yo me seguiré viendo como un perpetuo adolescente que juega a la provocación y a la seducción mientras que los demás me verán solo como un viejo cascarrabias.
            Me aterra pensar que ese momento pueda haber llegado ya y yo no me haya dado cuenta. Quizá por eso huyo cada vez más de los espejos y no soporto que me hagan fotos.


Miércoles, 1 de octubre
TAMBIÉN EN CHINA CUECEN HABAS

“Lo primero que hay que hacer es respetar la ley”, “No puede haber democracia sin respeto a la ley”, “Las manifestaciones en la calle no van a alterar el pulso de este gobierno en lo que se refiere al respeto a la ley”.
            ¿Declaraciones de Mariano Rajoy o de María Dolores de Cospedal?  No, sino de Hua Chunying, portavoz del gobierno Chino respondiendo a los estudiantes de Hong Kong que se manifiestan en las calles exigiendo poder votar en libertad.


Jueves, 2 de octubre
MIS MAESTROS MEJORES

Por la mañana, antes de coger el avión para Sevilla paso por la librería en busca de mi admirado Feijoo. Qué placer tomarse un café en su compañía.
            Yo, que tantas veces he despotricado contra la basura curricular que suelen publicar las Universidades, esta vez tengo que quitarme el sombrero. Lidiendo con sombras es la antología que a Feijoo le hubiera gustado que se hiciera de su obra y la que yo habría  hecho si tuviera la erudición de Elena de Lorenzo, Rodrigo Olay y Noelia García.
            Cada uno tiene sus modelos, su galería de personajes ejemplares a los que le gustaría parecerse. Yo tengo a dos por encima de todos y los dos vivieron en el admirable siglo XVIII. Uno es Benito Feijoo; el otro, Giacomo Casanova.


Viernes, 3 de octubre
UN HOMBRE AFORTUNADO

Soy un hombre afortunado, inmerecidamente afortunado. Ya sé que no debería decirlo, pero no puedo evitar pensarlo mientras escucho a Abelardo Linares hablar de su fabulosa biblioteca. Le conocí allá por 1978, la primera vez que vine a Sevilla. Fernando Ortiz, con quién mantenía correspondencia, me dijo: "Te voy a presentar al mejor poeta joven que hay hoy en España". Y me llevó a casa de Abelardo, que aún no había publicado nada, y allí, en una terraza desde la que la Giralda parecía estar al alcance de la mano, escuché, comentados por su autor, los poemas de Mitos,que me gustaron mucho, pero no tanto como las precisas e inteligentes observaciones de su autor. Descubrí entonces que a Abelardo Linares le gustaba tanto hablar de literatura como a mí y comenzó una apasionada conversación que aún no ha terminado. Pueden pasar años entre uno de nuestros encuentros y el otro, pero de inmediato reanudamos la charla en el punto en que la habíamos dejado y podemos pasarnos tres o cuatro horas seguidas hablando de la vida y los libros, de los libros y la vida. Y esta última tarde financia nuestra discusión perpetua la Universidad de Sevilla y se realiza ante el público, como a mí me gusta. El coloquio empieza a las ocho, continúa durante la cena, termina a la una. En ese tiempo divertimos al público, aburrimos a los amigos, acabamos solos a la puerta del hotel y aún no nos habíamos cansado de encontrar argumentos nuevos para rebatirnos el uno al otro.
            Hemos quedado para comer hoy viernes y seguir debatiendo. Yo espero ser capaz de no sacar a colación el tema de Cataluña, aunque no sé si podré resistir la tentación. Bastantes motivos de discrepancia tenemos ya sin abandonar la literatura.
Soy un hombre afortunado. Me pagan por hacer lo que pagaría por hacer: leer, escribir, dar clases y ahora, quién lo iba a pensar, por charlar con mi interlocutor favorito en la Sevilla que se dora voluptuosa al sol de Otoño.
            Soy un hombre afortunado. De sobra sé que mi fortuna y yo mismo tenemos fecha de caducidad, pero mientras tanto... Claro que estas cosas no se las digo a nadie. He aprendido a quejarme como todo el mundo para no despertar envidia. "Malos tiempos estos", digo incorporándome al coro general. Pero yo los he conocido peores, bastante peores. Y también mi país.


Sábado, 4 de octubre
DIVINAS PATRAÑAS

Al final de mi charla en Sevilla, se me acerca uno de los oyentes y me pide que le firme un libro. Intercambiamos unas cuantas palabras. Es un anciano amable y culto. Al día siguiente, me hace llegar su última obra, La vida después de la muerte, y descubro que se trata de Ignacio Darnaude Rojas-Marcos, uno de los mayores expertos españoles en ovnis y extraterrestres, más de una vez invitado en Cuarto milenio y en otros programas por el estilo.
            Busco un lugar tranquilo para leerla de inmediato y lo encuentro en la vieja fábrica de cigarros, la de Carmen y Merimée, un edificio que siempre me ha fascinado con su geométrica sucesión de galerías y patios.
            El primer capítulo se titula “La vida cotidiana en el más allá”. Con total seriedad, como quien tiene pruebas ciertas de ello, mi amable interlocutor del otro día nos refiere “algunas de las nuevas ocupaciones” a las que podremos dedicarnos después de muertos: “llevar a buen término vocaciones nunca consumadas, estudiar alguna suerte de carrera universitaria, especializarse en una determinada disciplina, emprender una larga investigación, cultivar aficiones, aprender idiomas, dominar instrumentos musicales, gozar relaciones de parejas, ayuda humanitaria, conocer mundo”. Parece que la otra vida es la vida del perfecto jubilado. Incluso habría también el equivalente a los viajes del Inserso, claro que esos viajes no serían a Canarias o Benidorm, sino “exploración de planetas habitados, excursiones a Marte, Venus, la Vía Láctea con sus cuatrocientos mil millones de soles”.
            Un chiflado, me digo. Pero luego lo pienso mejor. Tengo amigos, buenos amigos, catedrátricos, ingenieros, empresarios de éxito, de los que nadie dirían que están chiflados, que se reúnen cada semana en recintos especiales para celebrar extraños ritos en los que el oficiente se bebe presuntamente la sangre del hijo de un carpintero muerto hace dos mil años mientras que buena parte de los asistentes comen, o creen comer, su carne, no sé si fresca o desangrada y amojamada. Ellos también conocen bien la vida que hay después de la muerte, lo mal que lo van a pasar unos y las supremas delicias de otros. ¿Diría yo por eso que están chiflados? Los chiflados no dan clases de matemáticas, presentan ponencias en congresos universitarios, contruyen puentes, ganan con sus inversiones más dinero en un mes de lo que yo ganaría en una década.
            Me sorprenden las fantasías ufológicas de Ignacio Darnaude, no las de mis amigos católicos. Nos sorprende solo aquello a lo que no estamos acostumbrados. Inventar cuentos, y luego creernos nuestros propios cuentos, es lo que nos hace humanos.
            En el frescor de la cafetería, absorto en el libro de Ignacio Darnaude, casi me olvido de Sevilla y de sus iglesias barrocas y de las maravillas que me esperan fuera. Uno de los capítulos se titula “Extravaganza histórica o exótico anecdotario de cielos y tierra” y es una antología de rarezas que podría haber firmado Borges; en otro, glosa el decálogo de Noam Chomsky para evitar la manipulación mediática.
            ¿Qué hay después de la muerte? Lo que tú creas que haya, eso es lo que hay para ti. Porque de la vida después de la muerte, como de cualquier otra cosa, solo se puede disfrutar en esta vida. Dios, que es eterno, muere con cada uno de los creyentes y morirá para siempre con el último. Los extraterrestres, al igual que Dios, existen, y existen verdaderamente, mientras haya alguien que de verdad crea en ellos.




19 comentarios:

  1. No sé si JLGM será o no consciente de ello, pero tiene cierta tendencia a contar las cosas no como son, sino como le acomoda. "La sangre de un carpintero muerto": los Evangelios nos hablan de que a esa ocupación se habría dedicado el padre de Jesús; nunca, que yo recuerde, de que el propio Jesús lo haya hecho. Yo no me dedico a lo mismo que mi padre; y eso ocurre con muchísima gente. "Declaraciones del portavoz del gobierno chino". Sin duda, JLGM no ignora que la China actual es una dictadura, cosa que no ocurre con España. Si él no ve diferencias, un suponer, entre la legalidad nazi y la de la Alemania actual, y entre la legitimidad de ambas, debe ser el único que no las ve. Son ejemplos, los suyos, un poquitín endebles, ¿no cree?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo que yo no veo diferencia es en la respuesta del gobierno de China a las reivindicaciones democráticas de Hong Kong y en las del gobierno de España a las de Cataluña. Otras deducciones son responsabilidad del anónimo comentarista.

      JLGM

      Eliminar
    2. Pues eso es lo que yo digo: que JLGM no ve diferencias que sin embargo son, o debieran ser, muy obvias; como no ve tampoco, o no dice nada de ello, que su observación sobre Cristo no es muy atinada. En fin, si no lo ve, qué le vamos a hacer.

      Eliminar
    3. En "Financial Times":
      El diario británico defiende que las demandas de Catalunya de "ser reconocida como nación y tener más autonomía fiscal" son "legítimas" y recuerda que el president de la Generalitat, Artur Mas, da respuesta a una demanda (la consulta del 9-N) respaldada por casi el 70% del Parlament. Tanto a Mas como a Rajoy, el rotativo les reclama que "hagan un esfuerzo".(...) "La última oferta de Rajoy para hablar es bienvenida. No debe esconderse tras la Constitución y debe construir un amplio consenso nacional para un cambio de buena fe y en un tiempo razonable", señala FT."Este periódico se opuso a la secesión de Escocia y considera que una ruptura en España es igualmente indeseable. Las consecuencias económicas serían devastadoras para España y, en el corto y mediano plazo, perjudicial para Catalunya también. Las encuestas muestran que los catalanes quieren un cambio, pero también lo hacen innumerables españoles. Si el señor Rajoy quiere que su país prospere como una unión, debe lidiar con Catalunya y sus quejas, y hacerlo ahora", finaliza el editorial.

      Eliminar
    4. pues la sangre del hijo muerto de un carpintero le sale a la vid española de algunos miel sobre hojuelas para deleite del oficiante y congéneres de dogmas y demás opúsculos seculares bajo la sombra invertida.ya es trasiego la heredad que amplian al cobijo de fanáticos engañando al pueblo con falsas promesas y vandalismos sociales.dogma,lamjuertiene queparir.dogma,la mujer que parenotrabajeporque hundeproductividad,dogma,el varón manda,excepto cúpulas llenas de marimachos.Dogma,infancia desprotegida enfermos desatendidos.....dogma,primero la marcaespaña a como diere lugar.dogma,sui hay corrupción en españa a cristo tambien lo traicionó judas no se les toca.que ya es sanjudas por algo lo envió dios a morir por pecados originales.Vaya nariz la de Pinocho se sale de la galaxia con sus cuentas de cristal.Y que me perdone un fraile,al menos es divertido leerlo en su humanidad.Idea peregrina de dios que no le cabe a todo dios.Sr anónimo de un cristo escribieron cuatro copias con algunas variantes.cuyos milagros el tiempo va desmontando.no sé que hay que ver.puesto que salvo esas cuatro notas biográficas luego se ha montao una babel que arrima el ascua a su sardina.que bien se vive cuando se vive bien.Saludos."Al ojo del amigo no le entregues tu destino si no te lo ha pedido él".

      Eliminar
  2. Gracias por sus blogs. (“Nadie los diría: De libros y Sevilla” quizá quiera ser “Nadie lo diría: …”).

    ResponderEliminar
  3. Samuel Castellano Ben Ami.6 de octubre de 2014, 13:52

    Según recientes descubrimientos arqueológicos en Tierra Santa (manuscritos hallados hace unos meses en un complejo troglodita a orillas del lago de Tiberíades), consta la existencia de un tal Yeshúa, carpintero del área de Nararet, en el taller de un tal Abimelej Herzog, nacido y muerto bajo el reinado de Herodes Antipas. Es más: desde tiempo inmemorial se conserva entre el ajuar doméstico del hinterland de Nazaret (Ilut, Ein Mohé, Tsipori, Shimshit...) un tipo de artesa de madera de olivo, verdadero fósil cultural que el carbono 14 data entre los siglos II a.c. y I, d,c., y que existe la creencia ancestral de que proviene del único taller de carpintería que existía en aquel tiempo en la comarca. Estas piezas tienen la peculiaridad de llevar talladas en el reverso la que se supone inicial del artesano que la compuso. Es llamativa la frecuencia de dos letras del alfabeto arameo: Aleph y...YODH, que, como muchos sabrán, equivalen a nuestras A e Y. Si tenemos en cuenta que Yeshua (‏יֵשׁ֡וּעַ) comienza por esta segunda letra, concluiremos que. con gran probabilidad, estaremos ante manufacturas de Jesús de Nazaret, de la casa de David.
    También existe allí la tradición oral de que este carpintero, hacia los diecisiete años, pasó a integrar un colectivo de anacoretas entre los esenios.
    Llegados a este punto, soy consciente que el escepticismo y la incredulidad de muchos que se dicen cristianos han de acoger este informe que tengo a bien ofrecerles. Pero no es menos cierto que aquí coincido con don Jorge Luis García Martín, cuando se extraña por la peculiarísima manera de entender los cristianos los asuntos de la fe y de los milagros, siendo como es que están dispuestos a admitir que su dios se concentra en una oblea y en un vino de baja graduación y que ellos se lo comen y se lo beben como si tal..., pero desconfían de que, a día de hoy, puedan darse milagros y prodigios que su dios podría procurar con un leve movimiento de cejas.
    Acabo de venir de un viaje a la Liébana y allí en visto, estupefacto, a un señor de la excursión que besaba conmovido un soberbio cacho de Lignum Crucis... Pues ese mismo señor me ridiculizaba -a la altura del desfiladero de la Hermida- cuando le contaba lo mismo que acabo de revelarles ustedes. Está claro que él creía que la carcoma respeta a unas maderas pero a otras no, aunque las haya desbastado la mano de un santo.

    Salute-Shalom

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ese mito de la sangre y el cuerpo de un mesías ha causado muchas muertes y mucho sufrimiento. Siglos de opresión y vileza. Aún continúa, muy mermado, por fortuna. Lo de los extraterrestres también ha matado y vuelto chiflada a mucha gente, muchísima menos. Al lado de lo otro casi es pura inocencia. Pero todo forma parte del mismo esquema de pensamiento mágico y ese pensamiento mágico, en general, es una lacra devastadora. Pienso en los curanderos psíquicos, en las sectas suicidas, en los desalmados que dicen hablar con los muertos...
    No obstante, de esta entrega del diario me quedo con el recuerdo de Víctor Botas y de sus poemas, imposibles de olvidar. Botas no murió enteramente. Murió el contertulio, el padre, el amigo. Y fue una enorme pérdida. Pero el poeta no. Con él sí que podemos seguir hablando, y sin mediums.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mismo hilo cose lo lógico y lo mágico. Si la Historia seleccionara costureras o costureros mejores que por ejemplo Hitler o Stalin, con sus respectivas clientelas, otro gallo o gallina nos cantaría.

      Eliminar
  5. Más de una vez nos ha explicado JLGM que el Gobierno catalán ha mostrado en todo momento un exquisito respeto a la legalidad, cosa en la que contrasta abiertamente con el Gobierno español. Pongo aquí enlace a una información de hoy mismo en El País, donde se verá que una persona bien colocada, por la situación que ocupaba antes de dimitir, para conocer las interioridades del "proceso", piensa exactamente lo contrario. Dice de hecho (y así lo destaca el titular) que "si viniera un observador a Cataluña, creería que es Guinea", refiriéndose a la absoluta falta de garantías democráticas con que la famosa consulta se está llevando adelante. http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/10/07/catalunya/1412709408_905984.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a caer en la trampa, amigo anónimo, de darle vueltas a lo que se dice. Lea de nuevo la noticia y verá que me da la razón a mí, no a sus prejuicios. El gobierno catalán se esfuerza porque la consulta se celebre dentro de la ley y con todas las garantías; el gobierno español, en todo lo contrario. No hace falta decir más.

      JLGM

      Eliminar
    2. Yo invito a quien desee hacerlo a que lea la información a que enlazaba. Podrá ver allí que el entrevistado, el catedrático de Ciencia Política, Joaquím Brugué, ex miembro de la Junta Electoral, que dimitió de la comisión de control del 9-N, reitera que "la consulta se está preparando sin garantías democráticas", que "no se está haciendo una campaña informativa para explicar todas las opciones y da la sensación de que lo importante no es poder votar, sino lograr la independencia”, o que "las cosas se están haciendo tan mal que si viniera un observador internacional y lo viera, creería que Cataluña es Guinea”. En su opinión, esas maneras de hacer perjudican gravemente el derecho a decidir de los catalanes, del que se declara un firme defensor", todo lo cual son citas textuales del artículo. De donde JLGM deduce, como se ve, que "el gobierno catalán se esfuerza porque la consulta se celebre dentro de la ley y con todas las garantías". Yo tampoco diré más; es el suyo, me parece, un comentario que, a su vez, se comenta solo. Y habla de "prejuicios" por mi parte. En fin.

      Eliminar
    3. Difícil resistir la tentación de responder, aunque la cabeza de mi interlocutor esté férreamente blindada y resulte inútil. ¿Cómo no darse cuenta de que todas esas dificultades para realizar la consulta con las garantías adecuadas se deben a las decisiones del gobierno español, empeñado en que no se celebre de ningún modo? ¿Cómo va a hacer el gobierno catalán una campaña informativa si se lo han prohibido terminantemente? Se hace campaña no oficial y los que la hacen defienden su opción, no la de los demás, por supuesto.
      ¡Qué extraña es la mente humana! Mi interlocutor se comporta como aquel que le atara los pies a alguien y luego le reprochara que no fuera capaz de caminar rápidamente.

      JLGM

      Por cierto, las declaraciones de alguien expresan su estado de ánimo, no son argumento de autoridad. Los hechos son los hechos: la campaña informativa sobre la consulta ha sido prohibida por el Tribunal Constitucional, a petición del gobierno (esto último es muy importante). Reprochar al gobierno que no haga campaña institucional, que no prepare adecuadamente la consulta (hace todo lo posible por realizarla dentro de la ley y se hace todo lo posible por impedirlo y lo más probable es que se consiga), me parece sencillamente una estupidez. Repido: una estupidez. Y aquí la descalificación de una manera de razonar resulta imprescindible. Lo siento.

      Eliminar
    4. "Reprochar al gobierno catalán", preciso.

      JLGM

      Eliminar
  6. Yo también lo siento; es obvio que JLGM es del todo incapaz de resistir a la tentación, que ya le he reprochado varias veces, de descalificar personalmente al interlocutor, cosa que yo ni he hecho ni haré, aunque puestos en ese disparadero, no faltarían motivos.

    Vuelvo a repetir mi invitación a leer la información a que enlazaba, sin los prejuicios de que JLGM hace gala; es obvio, para cualquiera que no los tenga, que el entrevistado descalifica en todo momento el proceso de preparación de la famosa consulta y a las autoridades (catalanas) directamente responsables de él, sin que haga jamás ni la más mínima alusión a las españolas, ni para bien ni para mal; es la imaginación, tan viva, de JLGM quien contribuye en ese sentido. La presunta "estupidez" es, pues, del entrevistado, y, mucho me lo temo, de cualquiera que no comparta los férreos prejuicios de JLGM.

    Como también es obvio que, dado que "las declaraciones de alguien expresan su estado de ánimo, no son argumento de autoridad", exactamente lo mismo ocurre con las del propio JLGM aquí consignadas; y que, como dije y se ve, resulte incapaz de prohibirse la descalificación personal, es una prueba más, si alguna hiciera falta, de que el "español que razona" que pretende ser es en realidad, en este asunto, el español que más bien se deja conducir por sus emociones.

    No, mire: en mis dos notas anteriores, yo decía que hay gente bien informada que piensa, en este asunto del "exquisito respeto" a la ley por parte de las autoridades catalanas, precisamente lo contrario que JLGM; en ninguna de ellas manifestaba ni asomos de una opinión personal. Y sigo diciendo lo mismo: las declaraciones del ex-miembro de la Junta Electoral contradicen frontalmente la opinión de JLGM, aunque eso a él le ponga de los nervios y le parezca, en sus propias palabras, "una estupidez" que yo las reproduzca.

    ¿Que no son más que una opinión personal? De acuerdo: como la suya, y la mía, y la de cualquiera. Pero, al contrario de la de cualquiera, provienen de una persona cuya situación la coloca en condiciones particularmente favorables para conocer por dentro lo que critica. Puede usted muy legítimamente decir que, a pesar de ello, no las comparte, y dar sus razones; acusarme a mí por reproducirlas en los términos en que lo hace va bastante más allá de lo "razonable", y se adentra con decisión en los terrenos de lo descontroladamente emotivo. No verá, repito, que yo (que no blasono de "racional", ni de nada) le imite en semejante cosa.

    Pero me parece obvio, a estas alturas, que, al menos en lo que respecta al tema catalán, algo más (y bastante menos) que pura razón es lo que en realidad le mueve. Que si así no fuese, que El País recoja las declaraciones de una persona tan significada, no debiera indignarle: es lo normal. Y que yo las reproduzca sin comentarlas, aportando así otro punto de vista, tampoco debiera molestarle tanto. Digo yo.

    ResponderEliminar
  7. Martín, déjate de discutir melonadas y entrega a tiempo lo de El Comercio, que el domingo está encima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón tiene este segundo anónimo. Para no caer en la tentación, prometo no leer más lo que diga el segundo anónimo. Los lectores y yo nos los sabemos de memoria. Como mi respuesta.

      JLGM

      Eliminar
  8. Sea. Para facilitar a JLGM la tarea de no leer mis notas en adelante, las firmaré como "Segundo Anónimo". Yo, en todo caso, y aunque él suponga que las suyas "me las sé de memoria", como él las mías, no dejaré de leerle por eso. Pienso que es del todo injusto en lo que dice, y que incluso repitiendo conceptos o ideas (cosa que no siempre ocurre, desde luego) lo hace siempre con originalidad y aportando cosas nuevas. Si eso no pasa con lo que yo digo, será culpa de mis muchas limitaciones; no de que el tema catalán obligue por sí mismo a repetirse, ni menos que haya que hacerlo cuando (como tantas veces ha pasado ya en este blog) se ocupa uno de otros temas; que no es ése el único posible, o de interés.

    ResponderEliminar