domingo, 19 de junio de 2011

Al otro lado: El mayor espectáculo del mundo

Sábado, 11 de junio
UN ESCRITOR SIN ÉXITO

Me gusta jugar a ser escritor —escritor profesional, quiero decir— sin serlo. Ayer presenté un libro en una librería madrileña y hoy firmo ejemplares en la feria del Retiro. Hace tiempo que he dejado de preocuparme por si va poca o mucha gente, por si firmo mucho o poco o nada. Aunque hace cuarenta años que publico con cierta regularidad, escritor en serio no soy. Nunca he escrito una línea para ganarme la vida (en todo caso, para ganarme la otra vida).
            Después de la firma, comemos en un restaurante cercano algunos poetas amigos. “Cada vez interesa menos la literatura —me dice Abelardo Linares—. ¿Cuánta gente había en la presentación de tu libro? Menos que si fuera el primero que presentaras”. “Había veintidós adultos, un adolescente, Gustavo, y dos niños, Alma y Marco —le digo yo, que gusto de los detalles exactos—. Pero eso, en todo caso, querría decir que cada vez intereso menos yo, no la literatura. En un primer libro siempre hay más gente, ya que el autor pone todo su empeño en movilizar a conocidos y familiares. Y tampoco es buena señal que haya mucha gente. Ya se sabe que los malos poetas suelen ser los mejores promotores de sí mismos”.


Me gustan los detalles exactos, ya lo dije, y me gusta observar. Conozco a varios escritores de éxito (de más o menos éxito, el de un poeta no es ni puede ser como el de un novelista) y podría escribir un manual del triunfador. Que no garantizaría el triunfo, por supuesto, pero ayudaría a conseguirlo.
            Pero a mí el único éxito que me gusta es el que llega porque sí, sin mimar a la prensa, sin campañas promocionales, sin ir haciéndose amigo de quien conviene ir haciéndose amigo en cada momento. O esa, el que no llega nunca.


O sí. Porque ¿qué mayor éxito que llevar cuarenta años escribiendo y publicando y que aún haya gente que no se haya cansado de leerme? Me quejo porque creo que es mi obligación, para tratar de caer simpático, pero la ofensiva verdad es que estoy contento con mi suerte literaria (con mi suerte en el amor estoy algo menos contento, aunque también lo estoy bastante). Ni soy el único escritor al que se le lee más de lo que merece  (yo no me leo nunca: me da la impresión de que estoy diciendo siempre las mismas tonterías) ni soy el único español que gana más dinero del que necesita, pero en un caso y otro soy el único que lo reconoce.


Domingo, 12 de junio
EL CIRCO DE SOL

En el mismo momento en que yo llego a Sol comienza el minucioso desmontaje de la acampada. “Eso es que te tienen miedo”, me dice irónico un amigo. “Eso es que ya han alcanzado sus principales objetivos. Llegaron aquí unos días antes de las elecciones, se van cuando se constituyen los nuevos ayuntamientos, con más corruptos y más fachas que nunca”. “No te preocupes, que esto no ha acabado”. “A ver si es verdad, y después de hacer daño a la izquierda, se lo hacen a la derecha. Pero me temo que antes tendrán tiempo de hacernos todavía más daño”. “No me puedo creer que hables en serio. Tú lo que pasa es que les tienes manía porque piensas que han sido ellos los que han desanimado a los pocos electores que faltaron para que en Asturias y en el Ayuntamiento de Gijón siguiera gobernando la derecha”.


Es verdad. Estoy un poco resentido, y como también soy algo cínico seguro que me habrían caído mejor si hubieran comenzado su pintoresca revolución después, y no antes, de las elecciones. Y si lo hubieran dejado para más tarde, tras las generales, es posible que hasta los hubiera hipócritamente apoyado. 
            Pero me beneficien coyunturalmente o me perjudiquen, intelectualmente los valoro poco, me parece que están –y no hablo en broma— a la altura de Belén Esteban, esa señora que arrastra multitudes porque ella, al contrario que los políticos, “acabaría con el paro”. Lo que no se le ocurre decir es cómo.
            Señalar los problemas resulta fácil. Encontrar la manera de solucionarlos sin crear problemas mayores es lo difícil. Para ello es necesario utilizar la inteligencia (que permite encontrar los medios más adecuados para lograr un determinado objetivo). Belén Esteban y los indignados (que ya han compartido como ella la portada del semanal de El País) prefieren sustituirla por la más descarada, simplificadora, populista demagogia.
            Pero yo no soy nadie. El mundo seguirá a su aire, piense yo lo que piense. Por eso mejor olvidar mi indignación con los indignados y disfrutar del espectáculo, como si de un circo se tratara. Debo reconocer que hacen su trabajo de dejar la plaza limpia en el menor tiempo posible con agilidad y gracia. Vistosos son, ciertamente. Y como entretenimiento mediático dan mucho juego.



Lunes, 13 de junio
BAJO LOS TECHOS DE PALACIO

Antes de ir a saludar a la Dama de Armiño, que ha venido desde Polonia y trae consigo un pasado misterioso y aventurero, recorro distraído los salones del Palacio Real. Lo que a mí me interesa de este inmenso edificio es precisamente lo que no se muestra. De la mano de Galdós anduve yo perdido por secretos recovecos. Para llegar al segundo piso, al que está sobre las solemnes salas con frescos de Tiépolo, es necesario subir los ciento veinticuatro escalones de la escalera de Damas. Llega uno arriba y se encuentra con una verdadera ciudad, con su barrio aristocrático, su zona burguesa y su arrabal proletario. Los pasillos parecen calles o callejones, una veces alumbrados con luz natural y otras con luz de gas. Hay también plazoletas donde juegan los niños con gorros de papel y espadas de madera, escaleras que no llevan a ninguna parte, puertas abiertas que dejan ver cocinas con guisos humeantes, mujeres que lavan o tienden la ropa, zonas abandonadas y temerosas, bóvedas de desigual altura que devuelven el eco de los pasos. Es difícil no perderse en aquel laberinto. Varias muchachas esperan ante una fuente para llenar sus cántaros. De pronto nos deslumbra un ventanón que da sobre la Plaza de Oriente y los tejados, cúpulas, campanarios y espadañas de Madrid. La cornisa del palacio parece un ancho puente sobre el precipicio, dan ganas de caminar por ella disfrutando del espectáculo.
            Mientras recorro, una vez más, las zonas nobles de Palacio, me imagino la bulliciosa vida que transcurría más arriba. Galdós, al comienzo de La de Bringas, es el mejor guía de esa ciudad misteriosa digna de la fantasía de Julio Verne. Ahora que la bulliciosa multitud de cortesanos, criados y pedigüeños que la habitaba hace años que ha desertado debe ser todavía más fascinante, debe estar llena de fantasmas.



Martes, 14 de junio
DEL CUADERNO DEL INSOMNE

Mientras siga teniendo veinte años, no me preocupa demasiado cumplir años.     

Mi ideal es ser como todo el mundo, pero un poco mejor.

Me gusta estar enamorado por la felicidad que se experimenta cuando se deja de estarlo.

Hay quien se suicida en legítima defensa.


Miércoles, 15 de junio
LECCIONES DE HISTORIA

Desde la primera vez que visité Madrid, nunca he dejado de cumplir el rito de darme un paseo por la cuesta de Moyano. Como no soy bibliófilo, sino simple lector, siempre encuentro alguna curiosidad. Por ejemplo, Diálogo abierto, de Augusto Valera Cases, un libro de entrevistas publicadas en El Noticiero Universal, de Barcelona, en los primeros setenta. Los personajes son de todo tipo. Vargas Llosa, a sus treinta y cinco años, pensaba exactamente lo contrario que ahora: “Tengo una posición revolucionaria respecto a los problemas de mi país y América Latina. Creo que la única solución válida es, para esos países, la revolucionaria. Creo que el lastimoso caso Padilla era algo que perjudicaba a la revolución cubana y por eso lo critiqué y lo censuré. Fue una actitud de solidaridad con la revolución cubana”. García Márquez demostraba no estar muy dotado para la profecía política: “Allende se mantendrá porque es un hombre extraordinariamente hábil a quien Fidel Castro ha advertido de las equivocaciones que él cometió en Cuba por exceso de prisa”.
            Aquella España era ciertamente otra España. Asombra escuchar al empresario del Liceo: “Es una vergüenza para Barcelona que durante la representación se entre y se salga y se hable en voz alta. En todas partes el público tiene un respeto a los artistas y a la obra; si llega tarde espera el momento idóneo para entrar. Cuando se ha intentado establecer un orden, me he encontrado con inconvenientes tremendos, ha habido quien me ha dicho: Oiga, que yo también soy propietario y entro cuando me parece”.
            La elección popular de alcaldes parecía un absurdo: “Un alcalde elegido por los ciudadanos traería más problemas que soluciones, ya que estaría ligado a una tendencia o grupo político determinado. El alcalde debe ser básicamente un poder moderador. De ahí la conveniencia de que en Barcelona lo elija el propio Jefe del Estado”.
            Eso que hoy tanto parece molestar a todo el mundo, lo políticamente correcto, entonces no era un problema. Uno de los entrevistados es un niño de trece años y el título lo identifica así: “Marcelino Torrebadella, subnormal”. Primera pregunta: “Tus hermanos son normales, ¿sabes tú que eres diferente a ellos? ¿Te preocupa?”. Respuesta: “Yo soy subnormal y mi papá no me deja casarme con Conchita. Dice que los subnormales no se casan”.
Con razón habló Cernuda de esa España “estúpida y cruel, como su fiesta de los toros”. Ahora es un poco menos estúpida y cruel, un poco más políticamente correcta (aunque se enfaden ciertos intelectuales), un poco mejor (aunque se indignen algunos).



Jueves, 16 de junio
SEXAGENARIOS

Termino de cortarme el pelo y cuando voy a pagar el peluquero me pregunta: “¿Ya se ha jubilado?” (Al parecer han puesto una tarifa especial para los ancianos). “¡No!”, grito.
Me anima algo el optimismo de Luis Alberto de Cuenca en El Ciervo, revista que acaba de cumplir sesenta años y por eso entrevista a varios sexagenarios: “Uno debe felicitarse de haber alcanzado una edad tan redonda. Como la vida crea adicción, ya estoy dándole vueltas a la posibilidad de cumplir 70, y hasta 80 y 90, y poder seguir disfrutando un rato más del mayor espectáculo del mundo, que no es el circo, sino esta fiesta de sangre circulando por las venas, de ojos devorando cuerpos, de manos enlazadas y de labios fundidos con labios que es la existencia humana”.


29 comentarios:

  1. ¡Caramba con su mezcla de la Esteban y los indignados!
    Lo mejor, las fotos. ¿Son suyas? Cada semana son mejores.

    ResponderEliminar
  2. Si los residentes en Madrid que leemos Arcadia todos los domingos hubiéramos sabido que presentabas un libro, seguramente tendrían que haber eliminado esa mesa de la minilibrería donde se celebró el acto.
    Entre el autobombo perpetuo y la desinformación tiene que haber un punto intermedio.
    No lo digo por los posibles beneficios para tu ego, sino por la potencial fustración para tus lectores. Que pocos o muchos, seguro que son fieles
    Raul G. del Río

    ResponderEliminar
  3. Me apena tu deriva derechista. Y aún me apena más lo dispuesto que estás siempre a mostrar simpatía por los herederos de los que han matado a miles de personas en el País Vasco y en cambio muestres tanto desdén por un movimiento a favor de los derechos civiles, porque de eso se trata el movimiento 15-M (¿te hubieras opuesto, por ejemplo, a los movimientos por los derechos civiles de los años 60 en Norteamérica?).
    Tu forma de hablar del 15-M es la misma del PP, del ABC y de El Mundo. Sólo te falta calificarlos de "sediciosos" y ya estarás en plena coincidencia con La Gaceta. Dices que le han hecho el juego a la derecha. Perdona, pero para hacerle el juego a la derecha el PSOE se basta y se sobra. Sí, me refiero a ese partido neoliberal con difusos toques sociales que sólo se acuerda de que es de izquierdas cuando le conviene. Con 15-M o sin él, la debacle del PSOE en las últimas elecciones se lo fraguó él solito y estaba cantado.
    El 15-M representa algo que estaba ausente desde hacía mucho tiempo: la voluntad de cambio, la valentía de denunciar, el debate de ideas nuevas, la confianza en que las cosas pueden ser mejores. Son idealistas pero no ilusos: examina sus propuestas y verás que todas son realizables, razonables, justas y no utópicas: nada de pajaritos y flores y paz. Tú te has aburguesado y te has convertido en un conformista. ¿Sabes lo utópicas que resultaban en su tiempo ciertas reivindicaciones que ahora nadie discutiría? Fin del trabajo infantil, jornada de 8 horas, seguro social, etc. ¿Qué tiene de utópico, dónde está la injusticia de pedir una ley electoral realmente representativa, un freno a la usura de los bancos, impuestos verdaderamente progresivos, sin corralitos, expulsión total de los corruptos de las listas, etc.? El 15-M no es un movimiento anti-sistema ni anti-democrático. Es un movimiento que exige una regeneración de la democracia y que nos dice que el músculo cívico se ejercita a diario, no sólo votando cada cuatro años.
    Por cierto, y ya termino, tu afirmación de que ganas más dinero del que necesitas entiendo en qué sentido la haces (no necesito mucho, soy feliz así, etc.) pero es de mal gusto, tal como están las cosas y tal cómo están miles de familias. ¿Un poco de delicadeza?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pero hombre de dios, ¿entre tantos indignados no vio a uno que llevase la camiseta puesta?

    ResponderEliminar
  5. Amigo Piquero, no querría contestarte, pero no puedo resistir la tentación. ¿Así que una persona que prefiere que gobierne la izquerda, aunque descafeinada (pero descafeidanada y todo ha aprobado el matrimonion homosexual)es más de derecha que otra que prefiere que gobierne la derecha más derecha con mayoría absoluta? Pues en ese caso ojalá en las próximas elecciones hubiera más derechistas como yo y menos izquierdista como tú; sospecho que entonces el PP lo tendría bastante peor.
    Pero de estas cosas mejor sería charlar tranquilamente; a ver cuándo vienes por Asturias. Tengo la sospecha de que la creación poética no favorece la actividad intelectual. Te hace falta un cursillo sobre los derechos civiles, la democracia representativa y otros conceptos en que los que toda demagogia desinformada tiene su asiento.
    Y, sí, gano más de lo que necesito. Y no tengo nada ahorrado. No sé por qué ha de ser mejor para España que los que ganan más se lo callen y se lamenten que el que se lamenten menos y ayuden más.
    Y qué siniestro tu comentario sobre los herederos de los miles de muertos (que parece que no llegan a mil, y serían muchos aunque fuera uno). Los crímenes no se heredan, los delitos de los padres no recaen sobre los hijos. Cada uno es responsable de sus acciones. Si tú, o los que utilizan tu mala retótica, conoce a algún asesino o cómplice que lo denuncia: actuará la justicia, como ha actuado todos estos años. Pero no criminalices ideas. ¿Cuántos crímenes se han cometido en nombre de esta o aquella religión? Pero los cristianos no son culpables de los crímenes de la inquisición, o más recientemente, de los asesinatos de los católicos del Ira.
    En fin, que hay mucho de qué hablar. Y de los corruptos... ¿Pero tú no sabes que van a la cárcel y quedan inhabilitados por un tiempo? Otra cosa son los presuntos corruptos, algunos inocentes y otros no... Ninguna ley puede impedir que se presente el que todavía no ha sido declarado culpable, castigaría igual a culpables e inocentes. Y los que los votan, seguro que piensan que son inocentes.
    Cuántas cosas de qué hablar. Lástima que no me lleven a algún programa a debatir con los indignados.
    Viajamos en un barco que hace agua por muchos lados, ciertamente. Pero como estamos en medio del océano y no tenemos otro barco, mejor que ayudar a hundirlo (y hundirnos todos con él) es ir tapando las vías de agua.

    JLGM

    JLGM

    ResponderEliminar
  6. Felicitaciones, estimado (de veras) Piquero: cuando todo parecía perdido y tu razonado y razonable (con alguna reserva) escrito parecía destinado a ser un soliloquio sin contrapartidas, héteme ahí que deus ex máchina condesciende con tu huesos indignados ("No quería contestarte, pero no puedo resistir...")y tiene la magnanimidad de iluminar tu tosco cacumen, ya que te descerraja la obviedad de una sospecha suya, tal que "la creación poética no favorece la actividad intelectual". Llegados a este punto, le recordaría a JLGM que no es del todo ético ni estéticamente decoroso utilizar como arma arrojadiza boomerangs que se acaban de sufrir en el lomo propio, que además han de volver a la mano (o a la cresta) de quien los arroja. Aunque en este caso -por deducción razonable- habría de llegarme el golpe incluso a mí, que fui el aborigen que primero usó semejante proyectil. Pero ahora que caigo, yo no soy poeta.
    Todo esto es muy retórico pero a uno también le cuesta vencer determinadas tentaciones.
    Te echa en cara maese Martín la falta de no sé que cursillos para que -según entiendo- te curtas en las artimañas de la demagogia(?).
    Yo le rogaría a él (de importarme más) que se inscribiese, ya no en cursillos sino en verdaderas licenciaturas que tienen que ver con la articulación del pensamiento lógico, o con la perspicacia social, o con el buen gusto (de él no anda sobrado).
    Poco menos que se jacta de su solvencia económica, pareja a una "sobriedad" que yo pongo en tela de juicio: de Franco decían que era austero, porque comía lo que un cocinero militar le "echaba" ... Sí, era proverbial lo mal que se comía en El Pardo. Pero tenía a España como un coto privado de caza. Austero el señorito. Sí.
    Pues parece que nuestro Buen Funcionario no es del todo consciente del privilegio que disfruta... Claro, de serlo yo gastaría hasta el último maravedí. Cada mes, cada vacaciones, cada farra.
    Pero, ¡Ay, esos díscolos Indignados...! Dejan hechos unos zorros las plaza y ágoras hispanas y , los muy crápulas, se gastan lo que no tienen en porros y calimocho.
    Y lo peor: propician la caída en el vacío de un prestigiado gobierno de izquierda, sólo por inconsciente borrachera, con total temeridad, sólo por joder... Estúpidos ellos, que se quejan de vicio.
    En lo que no estoy de acuerdo contigo, Piquero, es en que la repulsa de los Indignados no sea antisistema. Ya lo creo que es antisistema. ¿O es que tú también te dejas acojonar con los voceros del invento, cuando arrojan el palabro como si fuera un espantajo? Claro que hay que ser ANTISISTEMA, del mismo modo que hay que ser antibelicista, o antifascista, o anti imperialista...
    Porque el Sistema ha llegado a convertirse en un obstáculo para el desarrollo humano. Y los obstáculos hay que derribarlos. ¿Ardua tarea? ¿Dice álguien que no lo sea?
    Pero hay que tener claro este asunto para no darles balones de oxígeno ni que nos engañen almohadillándonos la albarda. No nos conformemos con que nos ordeñen con anestesia. Démosle una patada al caldero de la leche.
    Pero comprendo que desde la muelle posición del alto (o mediano) funcionariado, con el puesto de trabajo seguro, unos emolumentos que sobran a fin de mes, es fácil dejarse engañar por las apariencias.
    Y así puede darse el caso de que se perciba el magma social desde presupuestos erróneos. Porque a quien come todos los días tres veces es dificil hacerle comprender lo que es el hambre. Y a quien no sufre la angustia del desempleo o la precariedad en el curro, o la desazón porque no llega a fin de mes...
    Pues eso, que no tiene puta idea.

    ResponderEliminar
  7. Creo que entre los argumentos piquerianos y las réplicas de JLGM no existen tantas discrepancias como una primera lectura pareciera denunciar, y por ende, todos esos pelillos debemos echarlos a la mar, pues en buena medida acaban beneficiando a los de siempre: La Gaceta y la Cope. Espero que no se interprete mi intervención como un intento de castrar el sano diálogo de las fuerzas progresistas, pues como dijo el clásico (creo recordar que Platón) venimos defendiendo unos argumentos que si a nosotros nos honran, a ellos les envilecen.

    ResponderEliminar
  8. Me refería a herederos políticos, por supuesto. Y si ese barco que dices tiene tantas vías de agua, ¿no sería mejor llevarlo a puerto y emprender una buena reforma del casco que pasarse la vida tapando una vía de agua para que de inmediato salga otra al lado? Pero ya hablaremos. Te escribo aparte.

    ResponderEliminar
  9. Sólo una pequeña observación a la última nota de JLGM. Puesto que dice tener la impresión de que "la creación poética no favorece la actividad intelectual", me parece inevitable recordarle que él también practica, y desde hace muchos años, dicha creación poética. Espero por su bien, entonces, que él mismo sea una excepción a sus propias teorías, ya que, de no ser así, sería de justicia no hacer mayor caso a sus ideas, que a estas alturas debieran estar, según eso, bastante perjudicadas..., digo yo.

    ResponderEliminar
  10. Por cierto, tiene aquí José Luis Piquero un ejemplo de las malas mañas de los "acosadores" que Trapiello denuncia en su blog. La nota que habla de los argumentos "piquerianos", desde luego no es mía. En fin, paciencia. A mí, el falsario sólo me suplanta de vez en cuando; pero consigo mismo tiene que convivir siempre. Pobrecito.

    ResponderEliminar
  11. No pensaba yo entrar en más honduras, porque había decidido dejarlo para hablarlo personalmente, pero no sé por qué me ha dado por releer tu respuesta y algo me ha picado, quizá eso mismo que también a ti te hace no eludir nunca una discusión. Aunque sea por no castrar el sano diálogo, como dice Marinero.
    Nadie desde la izquierda prefiere que gobierne la derecha y siempre es mejor una izquierda "descafeinada", como tú mismo dices, que la derecha pura y dura. Pero hay contextos en los que todo eso deja de contar. Y voy a mentar la bicha: Extremadura y unos cuantos ayuntamientos en los que IU ha dado paso al PP. Yo no estoy de acuerdo pero comprendo las razones. Tanto Extremadura como muchos de esos ayuntamientos han sido durante muchos años el escenario de gobiernos del PSOE que se han enrocado en el poder y han hecho políticas completamente al margen de la izquierda y con absoluta prepotencia. No es extraño que IU, en esa tesitura, sienta que no puede darles su voto, aún a costa del ascenso de la derecha. No lo hace IU: lo ha hecho el PSOE, no dejando ni un resquicio para que las bases de IU puedan hacer esa apuesta. Me peermito recordar que, aunque la dirección de IU intentó el acuerdo hasta el final, han sido las bases las que han escogido, un ejemplo de democracia interna que para sí quisieran otros partidos, y no menciono a nadie.
    Por lo demás, al PSOE le encanta hacer resonar esos casos, olvidándose de los ayuntamientos en los que ha frenado a IU y ha dejado gobernar al PP (¿te los enumero?), por no mencionar que gobierna en coalición con el PP en una comunidad autónoma. Pero al PSOE le interesa propagar el asunto de la pinza.
    No entro en la cuestión del 15-M, puesto que tú la eludes en tu respuesta.
    Respecto a lo otro, ya dije que me refería a herencia política. Y sí, existe una herencia política, por ejemplo en países tan desarrollados como Alemania, donde está prohibido hacer apología del nazismo. Quien no condena taxativamente y sin ambigüedades los crímenes, es cómplice y heredero político de ellos. Y no me saques a relucir que lo que se condena en Bildu son unas ideas. Hay partidos políticos que defienden la independencia y a los que nadie piensa en ilegalizar. No se combaten las ideas sino la transmisión de una estructura y unas afinidades delictivas y la ausencia de una postura clara respecto a los asesinatos. ¿Te acuerdas cuando hacías notar a los fumadores, con tu inmenso sentido común, que lo que se había prohibido no era fumar sino fumar en los bares? Pues ahora no se prohíbe el independentismo sino defenderlo según de qué manera.
    Ya me esperaba eso de "mi actividad intelectual" y mi "mala retórica". Son viejos recursos dialécticos tuyos. Ya me darás esos cursillos sobre derechos civiles y democracia representativa. Encantado. Siempre estoy dispuesto a aprender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El que dice tonterías es un Tonto y el que repite siempre las mismas tonterías es un Supertonto.

    ResponderEliminar
  13. Amigo Piquero, ¿así que el PSOE ha hecho en Extremadura políticas más de derechas que las que hará el PP que llega con su complacencia si Cayo Lara no lo remedia? Si piensas así, mejor no seguir hablando.
    Y en cuanto a lo de Bildu, no sé si te has enterado de que es una coalición perfectamente legal y que la ha votado la cuarta parte de los vascos. O sea, que no está prohibida. No sé si lo estará cuando nos gobierne la derecha que tú prefieres en lugar de la izquierda.
    Y en cuanto a los indignados, hay un comentario realmente espléndido de F. (que no pude antes porque el "sistema" lo había catalogado como spam). Es espléndido, ya te digo. No requiere precisar nada. Ese es el pensamiento de los indignados. Un prodigio de pensamiento gelatinoso. Como el de aquellos varones piadosos que critican a los que se dan un banquete en Navidad mientras en África muchos se mueren de hambre.
    Tú, que en el fondo razonas como F. (aunque lo disimules algo más, poco más) dices que si la nave hace aguas lo mejor es llevarla a puerto. ¿Pero dónde está el puerto? Díselo a los griegos, que te lo agradecerán. No se ha inventado un sistema para gobernar un país (de millones de habitantes, no una ciudad griega con esclavos y tiempo para discutirlo todo en el ágora) que la democracia representativa ni un sistema económico mejor que el que tenemos (aunque de vez en cuando entre en crisis). Tienen defectos porque los han hecho los hombres, no Dios. Pero lo vamos mejorando. Y me incluyo en el plural, aunque funcionario, pero sospecho que a ti y a F. habría que hacer mucho esfuerzo para incluiros.

    JLGM

    ResponderEliminar
  14. Voy a pasar por alto esos recursos "dialécticos" tuyos tan habituales de "tú no razonas", etc., que tienen tanto valor en una discusión como decirle a tu oponente: "Qué feo eres". Vamos a lo gordo.
    El PSOE en Extremadura, como en Andalucía o en Asturias (en menor medida), se ha anquilosado en el poder, ha pasado su rodillo, ha creado su red clientelar y ha ignorado a la izquiera a la cual ahora apela para seguir gobernando. La cosa ha llegado tan lejos que, a nivel autonómico, la izquierda real (IU) ya no espera nada del PSOE y casi casi espera más del PP. Si nada más leer esta frase ibas a escandalizarte, tendré que volver a recordarte que hay una autonomía en la que el PSOE gobierna en coalición con el PP y muchísimos ayuntamientos (vuelvo a ofrecerme a darte la lista) en los que el PSOE ha cerrado el paso a un gobierno de izquierdas pactando con el PP o dejándole gobernar, exactamente igual que IU en Extremadura.
    Lo de Bildu vamos a dejarlo por ahora.
    En cuanto al 15-M, el comentario de F es justamente eso: el comentario de F. Si, según tú, Bildu no es lo que yo digo que es, a lo mejor el 15-M no es lo que F dice que es. El 15-M no es antisistema: quiere mejorar el sistema. Aparte de lo de los corruptos, no te oí una palabra sobre las demás propuestas del movimiento, todas asumibles como perfeccionamiento del músculo democrático y cívico.
    La metáfora del barco la sacaste tú. No sé dónde está ese puerto pero me parece interesante buscarlo. E insisto: nadie pone en duda la democracia representativa. Pero quizá sí el sistema económico que, como tú dices, "de vez en cuando entra en crisis". ¿De vez en cuando entra en crisis? ¿Y lo dices así, como si fuera un resfriado? ¿Es que ignoras el trasfondo de ese "de vez en cuando"? De verdad, a veces pienso que vives en una burbuja de cristal, en esas cafeterías en las que nunca hace acto de presencia la realidad.
    ¿Quieres hablar de Grecia? Tómate la molestia de leer esto (http://minombre.es/rafasuarez/archives/1453) y luego háblame de Grecia (vete a la parte que expresamente habla de Grecia).
    Martín: ese "lo vamos mejorando" que por lo visto me excluye, no lo acepto. Creo precisamente que el 15-M intenta mejorarlo mientras la derecha, La Razón, La Gaceta y tú (unos con mejores intenciones que otros) intentan perpetuarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¿He de entender, José Luis García Martín, que has tenido que rescatar un inofensivo escrito mío (a la vista está, para vergüenza del censor... y del periódico) del fondo del contenedor de basura digital, como si fueras un justiciero Orfeo con toga y birrete?
    Dices "spam!. Cuánta miseria se oculta tras el palabro: pues resulta que es un eufemismo para no decir censura arbitraria e ignorante.
    ¿Sabía JLMG que en este periódico existen personas que se dedican a eliminar -según su chusco criterio- aquellos comentarios que resulten "inadecuados"? ¿Sabe que esta bastarda ocupación a provocado un alud de protestas en la mayor parte de los blogs de la casa?
    Después de elogiar que hayas tomado una medida que te honra, he de ponerte, no obstante, otra banderita (roja) tras tus líneas defensivas, en ese tablero desplegado en que lidiamos nuestras diferencias ideológicas. Quiere ello decir que te he tomado unas cuantas piezas de artillería, o lo que metaforícamente hablando supone que te he cogido en renuncio.
    Y es que este nimio (en apariencia) atropello que has tenido que subsanar pone de manifiesto (¿o no lo pone?) que los Poderes del dinero se han hecho con la propiedad de casi todos los medios de expresión, de modo que controlan -y eventualmente eliminan- las opiniones que les son "molestas".
    ¿Que qué coño tiene que ver con tu persona este maladetto embroglio? Pues mucho: que pone en evidencia la falta de democracia de un Sistema que tú defiendes con denuedo.
    No creo que sea una excreción gelatinosa de mi cerebro creer algo que trato de hacerte comprender: lo privilegiado que eres por tener un puesto de trabajo bien remunerado y ¡¡¡SEGURO!!!

    ¿Sabe Martín la cantidad descomunal de enfermedad psíquica que provoca esta su encomiada "democracia"? ¿Sabe de la disparada flecha del consumo de antidepresivos y de ansiolíticos? ¿Qué encuentra Martín de demagógico o de gelatinoso en estos datos que aporto? El que no los da nunca concretos es él. Sólo vaguedades de conformista.
    Lo que pasa es que José luis es un ingenuo que cree que los enunciados corresponden siempre a los contenidos. Y así llama izquierda a lo que no lo es. Y dice democracia refiriéndose a una entidad que está muy lejos de plasmarse en realidades.
    Lo que más me escandaliza de él es que no se haya convencido de que estos "socialdemócratas" de pacotilla que sufrimos no son sino otra cara (la menos bronca) del capitalismo. Y el capitalismo es explotación, ventaja, agresión al medio ambiente, belicismo agresor (Ay, las materias primas)...
    Que haya sido un gran avance social en su tiempo nadie debiera negarlo. Por comparación a lo que había, desde luego. Pero hoy el ciudadano tiene unos presupuestos ideológicos, una conciencia de su propia valía, una información puntual de lo que acontece en su entorno y en el mundo, una preparación cultural, un sentido de la propia dignidad..., que hace muy difícil que se le apacigüe con cuentas de vidrio. O con promesas mendaces. Los colectivos sociales (los pueblos) a esta altura de los tiempos, quieren SER DUEÑOS DE SU DESTINO (por ejemplo, que no sea Emilio Botín quien disponga si voy a tener comida el mes que viene).
    Otra cosa: me llama la atención cómo coincidimos en el asunto de Bildu. Totalmente de acuerdo: si hubiese alguna penalización para ejercer cargo público en los promotores, esta circunstancia haría imposible su constitución como partido. Y si no la hay, tienen todo el derecho del mundo a gozar de los derechos que les da la Constirución.
    Quien no entienda esto es que no acepta la reglas de la más elemental democracia (esta sí).

    PD.- Pudiera ser que los vapuleados calvinos se vengasen de este inerme castelito. Entonces habría de volver Orfeo Martín a descender a la cloaca. Y le estaría eternamente agradecido.

    ResponderEliminar
  16. Replicarte, amigo Piquero, es como una adicción: uno sabe que no sirve para nada, pero no puede prescindir de ello. Pero, en fin, hay adicciones peores.
    Te haré solo alguna observación a lo que me parece una muestra de mala conciencia: las razones que das para que IU (tan de izquierda)prefiera que gobierne la derecha en Extremadura.
    En primer lugar, en lo que se refiere a los ayuntamientos. Cuando se trata de pueblos pequeños, donde todos se conocen, la adscripción partidista cuenta menos. Por eso en ellos se vota porque el alcalde sea X y no Y, con quien a lo mejor estoy enemistado. Son casos menores, que afectan a muy pocos habitantes, y sin demasiada importancia (aquí en Asturias tenemos el caso de Cangas del Narcea, una localidad importante, en que hubo un caso de "traición", que ahora se ha devuelto).
    Otra cosa es lo que ocurre en el país vasco. Que el PSOE pacte con el PP (algo con lo que yo no estuve ni estoy de acuerdo)se debe a la situación especial de esa comunidad. No tiene que ver con el enfrentamiento de derechas e izquierdas, sino del choque de nacionalismos: los españolistas (aunque se odien) pactan para cerrarle el paso al partido nacionalista vasco. En fin, una demostración más de que el país vasco, si es España, lo es de una manera muy especial. Ese ejemplo no vale. Pero, en cualquier caso, yo estoy totalmente en contra de que el PSOE gobierne con el apoyo del PP; deberían haber dejado gobernar al partido más votado, a los que representan la mayoría social de la comunidad, los nacionalistas.
    El caso de Extremadura es distinto. Cierto que todos los partidos se anquilosan, pero se la juegan en cada elección. Ahora los socialistas en Extremadura no han tenido mayoría absoluta. Si vuelven a gobernar, tendrán que hacerlo con el apoyo de otros, por lo tanto tendrán que llegar a acuerdos con ellos. ¿Qué mejor momento para que IU ayude a rectificar políticas que para ellos no eran suficientemente de izquierdas? Pero prefieren dejar que gobierne la derecha. Es una manera de ser de izquierdas (la tuya y la suya) que yo no entiendo. No la calificaré. Me limitaré a decir que no la comparto en absoluto.
    Y en cuanto a lo demás: uno ha vivido mucho y sabe que es inútil quitarle a nadie la venda de los ojos. Ya se la quitará el tiempo.
    Uno escribe (y vive) para la historia. Quede constancia aquí que, en mi opinión, para mejorar algo tan complejo como un sistema social o económico hace falto algo más que proponer soluciones simplistas (acabar con la usura de los bancos, por ejemplo; bueno, en la Edad Media en casos como este asaltaban los barrios judíos, que eran los banqueros de entonces: algo hemos mejorado). Esas soluciones simplistas (no pagar la deuda, subir por decreto los salarios), a menudo traen consecuencias desastrosas.
    Te prometo que voy a dejar el vicio de discutir, es inútil y además resulta contraproducente. Por otro lado, me reafirma en que no sirvo para la política porque jamás podría
    adular a electores como tú o F., acabaría diciéndoles lo que pienso, no ya de su capacidad intelectual, sino de su conocimiento de la realidad y eso no da votos).

    JLGM

    ResponderEliminar
  17. Creo, sinceramente, que la discusión entre JLGM y José Luis Piquero ha subido de tono un puntito más de lo justo. Vería con más gusto los mismos argumentos expuestos sin alusiones, del todo innecesarias, a la "capacidad intelectual" de unos o a las intenciones de "perpetuación de la injusticia" de otros. No creo que beneficien, ni siquiera que decoren, las razones respectivas.

    Eso aparte, y respecto a lo ocurrido en Extremadura, permítaseme exponer un razonamiento que ya se ha hecho antes de ahora. Parece evidente que parte, al menos, de los votos perdidos por el PSOE han ido a parar a IU, es de suponer que emitidos por gente que no consideraba suficientemente de izquierdas la política del PSOE. Quienes hayan hecho eso se encuentran ahora, gracias a la actitud de IU, con que su intención de apoyar una política más de izquierdas se resuelve en que sea el PP quien gobierne. Me parece obvio que, se le den las vueltas que se le den, dichos electores habrán de sentirse defraudados, y con razón. También los votantes habituales de IU deberían reflexionar si les importan más sus peleas privadas con el partido de al lado o lo que consideran un gobierno de su Comunidad más ajustado a los propios principios en los siguientes 4 años, asunto que -salvo por un egoísmo miope- debería ser con mucho lo más importante. Que las peleas entre partidos se impongan a él es lamentable, creo yo, ocurra por parte de IU o del partido que sea. Me temo que es eso, precisamente, lo que ha pasado aquí. Y, ya digo, me parece lamentable.

    ResponderEliminar
  18. Resulta cansino seguir oyendo tus extemporáneas descalificaciones (no piensas, no razonas...), sobre todo porque pueden volverse contra ti. Me encanta que me lo pongas tan fácil. "Deberían haber dejado gobernar al partido más votado". ¿Quién fue el partido más votado en Extremadura, amigo Martín? Como tú dirías, pensar las cosas antes de decirlas nunca hace daño a nadie.
    Ya seguiremos discutiendo en persona de todo lo demás.

    ResponderEliminar
  19. Preocupaciones políticas y de edad,(de la suya ya provecta), son la última obsesión del Profesor García Martín. Sus opiniones políticas parece que las emite para llamar la atención como los niños con deficiencias afectivas. Y consigue llamarla visto la cantidad de comentarios que le llueven.
    Los problemas de la edad mal llevada se notan en que sigue fotografiando torsos desnudos y jóvenes. Como persona también de edad, me permito sugerirle que para lucir un poco más no se saque ya fotos de cuerpo entero, que con la edad la línea del cinturón del pantalón empieza a elevarse, y si los indignados de torso escultural la tienen por debajo digamos de la línea de flotación, o del centro de gravedad, con el paso de los años el cinturón se va acercando a toda velocidad a la línea de la sobaquera, y queda un poco como raro. Una foto sólo de medio cuerpo resultaría un poco más "estética" para un poeta bloggero de culto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Estimado Martín, te ruego que vuelvas a hacer de Orfeo y que desciendas a los Infiernos Digitales, donde pena -la mierda hasta la nuez- otro inofensivo (no debiera ofender la verdad) escrito mío.
    De no lograr tu indudable escrúpulo democrático que emerja a la superficie, me iba a indignar más todavía. Porque sería prueba palmaria de lo que va implícito en mis peroratas: vivimos una democracia virtual, que -como algunos vampiros- no resiste que se la examine a la luz del sol.
    Y que, por lo mismo, no entiendo que semejante adulteración merezca valedores tan esforzados como vuecencia.
    Lo dicho: ¡Sálvame de las tinieblas, buen Orfeo-funcionario!

    ResponderEliminar
  21. ¿Ahora "anti spam" es sinónimo de censura?

    ResponderEliminar
  22. Eminentísimus fray Thomas du Tourbrûlé: Mater tua mala burra est.
    Que le aprovechen.

    ResponderEliminar
  23. Respuesta a F. y a Troilo: algunos comentarios aparecen como "spam", no sé por qué razón (soy un ignorante en estas cuestiones digitales), pero no creo que haya nadie detrás censurando. Yo no censuro nada: incluso me divierte la burricie ajena que cuando quiere descalificar solo traza su propio autorretrato (es posible que yo haga lo mismo). Y en cuanto al bueno de Piquero, defensor de lo indefendible: debe gobernar el partido más votado si tiene mayoría absoluta o si los otros partidos no logran una alianza adecuada. Eso es lo obvio. El partido más votado en Gijón fue el PSOE, pero el alcalde es del partido de Cascos porque le votaron los del PP (que odian a Cascos, pero que pusieron sus intereses ideológicos por encima de sus enfrentamientos personales). En Extremadura lo que parece más racional es que gobernara la izquierda, pero si no es así, pues muy bien: cada uno descubre sus cartas y cuando los de Izquierda Unida (Partido Comunista y demás) presuman de más izquierdistas que nadie yo me sonreiré y, sin son amigos y buenos poemas, como José Luis Piquero, pues cambiaré elegantemente de conversación para no aplicarles el calificativo que merecen.

    JLGM

    ResponderEliminar
  24. Vale, Martín, ya lo entiendo. Así que en el País Vasco, palabras tuyas,debe gobernar el partido más votado, que son los nacionalistas de tus amores (aunque haya mayoría "españolista"), que en Gijón debe gobernar el partido más votado, que es el PSOE de tus amores (aunque haya mayoría de derechas),etc. Pero que en Extramadura no debe gobernar el partido más votado, que no es de tus amores (porque hay mayoría de izquierdas). Lo tuyo es de una lógica impecable, amigo. Me descubro ante tanto sentido común.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Gracias, Martín. Pero que conste que ciertos comentarios no "aparecen" como spam..., sino que desaparecen sencillamente. Si en lugar de tomarte la molestia de rescatar los míos del fondo de la laguna, porque eres demócrata fetén (aunque erradííííísimo) hubieses sido más vago o algo facha, ten por seguro que la Humanidad hubiese quedado huérfana de este talento mío. Sí, talento, ¿pasa algo?
    Infórmate un poco por quienes sepan de esto y verás que no miento. Además, si leyeses con frecuencia los blogs de política, verías las quejas que hacen los damnificados. Con el agravante de que incluso las quejas son censuradas, para que no trascienda que existe este problema. A mí me ha sucedido, sé de que hablo.
    Y esta inocencia tuya, o inopia, o bienpensancia, es probable que se haga extensiva a otras categorías y por eso no andas fino con lo de los Indignados: ¡parece que toda la lucidez la guardas para el affaire Bildu!

    Salud.

    ResponderEliminar
  26. Amigo Piquero, voy a ser descortés, si me lo permites, una vez más (prometo que es la última). Para entender algo, hace falta estar atento a los matices. Yo no creo que en Gijón deba gobernar la izquierda, por ser el partido más votado, digo que me gustaría, porque creo (puedo esta equivocado) que es lo mejor para Gijón. Y en cuanto al País Vasco, me parece que la mayoría no es españolista (puedo estar equivocado), quiero decir no lo es la mayoría real, no el conjunto de votos en el parlamento: una buena parte de los vascos no están representados en ese parlamento porque se anularon sus candidaturas. A mí me parece que, si se respetan todas las candidaturas, en las proximas elecciones autonómicas, eso se verá claro. Y si no, pues estoy equivocado. Nada me cuesta rectificar. Yo trato de ver la realidad sin prejuicios y no tengo intereses particulares que defender. Cada caso es cada caso. Y el caso de Extremadura es un poco insólito (aunque perfectamente democrático, sin duda). Ten en cuenta que Izquierda Unida no ha gobernado jamás en ninguna autonomía si no ha sido en alianza con el PSOE; por eso tal alianza es vista como natural por la mayoría de los electores (sean de derechas o de izquierdas). Renunciar a colaborar con el PSOE es para Izquierda Unida renunciar a intervenir en el gobierno de una comunidad. Pero, naturalmente, harán lo que quieran (con gran enfado de muchos afiliados a Izquierda Unida), y yo, que pienso bien de la gente, supongo que será porque los dirigentes extremeños opinan que es lo mejor para Extremadura y no por rencor hacia los dirigentes del PSOE ni por oscuros pagos bajo cuerda (recordemos el caso de Tamayo, que por cierto era del PSOE: en todas partes cuecen habas).

    JLGM

    ResponderEliminar
  27. Yo tampoco voy a empecinarme con estos rollos, pero le diré a JLGM que quien como él utiliza tan profusamente la coletilla "puedo estar equivocado" (en su último escrito dos veces), no debiera ser tan categórico y berroqueño cuando defiende sus puntos de vista.
    Quien es consciente de lo limitado de sus conocimientos tiene que ser más receptivo a "lo" de los demás. Como debiera serlo en el caso de los Indignados, que tiene un seguimiento millonario en simpatías.
    A cuidarse, que vienen moricas.

    ResponderEliminar
  28. ¡Anda la órdiga! Desde mi comentario, el primero, veo que sus comparaciones de Belén Esteban con los indignados que, según usted, son unos ignorantes y que en lugar de utilizar la inteligencia la sustituyen por demagogia, le están dando mucho juego a su blog. En verdad que dan mucho juego y son muy vistosos, como los fuegos artificiales, pero cuidado con su manejo no vayan a explotarle entre las manos.

    Gusto de como escribe, no tanto de lo que escribe que a menudo me resulta veladamente vanidoso e inmisericorde.
    Carlos FM

    ResponderEliminar
  29. F. escribía esto en diciembre pasado (en otro café)25 de junio de 2011, 10:00

    A veces paso por "casa" de Martín y le dejo unas morcillas; me gusta pensar que se las pueda comer en Liubliana o en un hotel de La Valetta. Viaja mucho Martín, sí.
    Ya se sabe, los españoles, cuando viajamos, llevamos siempre unas viandas envueltas en papel de estraza. Se trata de un intento de llevar con nosotros el aroma del terruño.
    Hace poco, nos zampábamos una empanada de bonito en el Alvia hacia Madrid.Los astures tenemos muy acusado ese impulso de llevar con nosotros algo que nos recuerde que venimos de un regazo montuno y neblinoso.
    Antes de Chamartín ya habíamos dado cuenta de la empanada; a la noche echábamos de menos nuestro condumio aborigen. ¿Se puede andar así por el mundo? Sí, que somos pueblo viajero y emprendedor. Pero llevamos siempre con nosotros nuestras morcillas.
    Viene esto a cuento ( a lo mejor) porque justo debajo de una mía leo un escrito de una dama nazarí, que recrimina a los crápulas Barberini el expolio que hicieron de los nobles restos de la Roma antigua, para construír sus suntuosos lupanares.
    Por eso el desengaño de tantos que viajan a la Ciudad Eterna pensando que van a contemplar el esplendor pagano y se encuentran con que es la ciudad a mayor gloria de los abominables papas, de la soberbia mentirosa (¿habrá cosa más absurda que la soberbia de quienes viven de la falacia?. Menos mal que Buonarroti y Bernini nos consuelan con su arte, que los redime, en parte, de sus tropelías.
    Y me callo, que estamos en Navidad y es de mal tono meterse con el prójimo.

    ResponderEliminar